firodos-leoneses-riaño

Descubre los fiordos leoneses de Riaño

¿Te gustaría dar paseo en barco rodeado de majestuosas montañas? No tienes que irte a Noruega, mucho más cerca tienes el pantano de Riaño y los fiordos leoneses.

Seguro que has oído alguna vez hablar de los fiordos noruegos, tal vez incluso has estado o hayas visto algún documental en la televisión o vídeo en internet, pero… ¿Has oído alguna vez hablar de los fiordos leoneses?

Pues sí, no es necesario que cojas el avión para irte a Noruega, ya que aquí mismo tienes los denominados por muchos como los fiordos leoneses, en un entorno de espectacular belleza como es el pantano de Riaño y donde los Picos de Europa hacen ya acto de presencia.

Te invitamos a viajar hasta Riaño y recorrer con nosotros los fiordos leoneses, seguro que no te vas a arrepentir… ¡Allá vamos!

Un poco de historia

La construcción del pantano de Riaño comienza a forjarse ya en el año 1963, bajo la dictadura de Franco, en una época en la que coincidieron varios proyectos de pantanos a lo largo de toda la geografía española.

Aunque realmente no sería hasta ya mediados loa años 80 cuando el proyecto se aprobara definitivamente, iniciándose los derribos de los pueblos afectados el 28 de octubre de 1986 los cuales finalizaron casi un año después el 18 de julio de 1987.

A pesar de la férrea oposición de los vecinos de la zona y de la población leonesa en general, que veían en la construcción del pantano más fines económicos que beneficios para los leoneses, nada pudieron hacer por evitarlo.

Y así el 31 de diciembre de 1987 se cerró la presa definitivamente y las aguas del río Esla sepultaron el viejo Riaño y otros 7 pueblos de la comarca: Anciles, Burón, Éscaro, Huelde, La Puerta, Pedrosa y Salio.

En todo caso si quieres saber un poco más sobre la historia del paso del viejo al nuevo Riaño, e incluso ver el reportaje que hizo el programa «Informe Semanal» de RTVE en aquella época puedes leer este post anterior de nuestro blog.

riaño-pantano
Pantano de Riaño

Algunos datos sobre el pantano de Riaño

Hecha esta breve sinopsis de lo que fue la construcción del pantano de Riaño y antes de hablar sobre los preciosos fiordos leoneses, una pequeña aproximación al propio pantano con algunos datos destacados.

En primer lugar hay que decir que el pantano o embalse de Riaño es también conocido como el pantano de Remolina, se sitúa en el noroeste de la provincia de León, pertenece a la Confederación Hidrográfica del Duero y es alimentado como ya indicamos antes por las aguas del río Esla, aunque también en parte del Yuso.

Si vamos ya a los datos clave, empezamos hablando de la presa, para cuya construcción fueron necesarios 245.000 metros cúbicos de hormigón:

  • Tipo de presa: Se trata de una presa de bóveda de doble curvatura presenta un contorno asimétrico.
  • Espesor en coronación: 4,20 metros.
  • Cota de coronación: 1.102,60 metros sobre el nivel del mar.
  • Longitud en coronación: 337 metros.
  • Altura sobre los cimientos: 100,6 metros.
  • Altura sobre el cauce: 89,91 metros.
  • Longitud de las galerías : 1.328 metros.
  • Número de desagües: Uno.
  • Capacidad máxima de los desagües: 877 m³/s.

Y en cuanto a las características del propio pantano, estas son algunas cifras que merece la pena conocer:

  • Superficie de la cuenca: 606 kilómetros cuadrados.
  • Capacidad del embalse: 651 hectómetros cúbicos.
  • Superficie del embalse: 2.186 hectáreas.
  • Longitud de costa: 103 kilómetros.
  • Cota de máxima del embalse: 1.100 metros sobre el nivel del mar.
  • Precipitación media anual en la zona: 1.650 milímetros.
  • Superficie regable prevista: Hasta 83.000 hectáreas.

Este último dato sobre la superficie regable prevista es muy importante ya que fue el principal argumento esgrimido para «vender» las bondades de la construcción del embalse y sin embargo ha quedado muy lejos de la realidad.

Y es que de esas 83.000 hectáreas regables un informe bastante optimista del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino confirmó que con el tiempo y como mucho, podrían llegar a regarse una máximo de 32.000 hectáreas, ni tan siquiera la mitad de lo prometido.

Y es este dato el que sin duda ha acabado dando la razón a todas aquellas personas que en su momento se manifestaron para intentar paralizar las obras del pantano de Riaño.

riaño-fiordos
Los fiordos leoneses

Los fiordos leoneses

Lo cierto es que ya han pasado más de 30 años desde estos acontecimientos y al final la comarca se ha ido adaptando a los nuevos tiempos y busca su futuro.

Ahora, el nuevo Riaño es un pueblo moderno, muy enfocado hacia el turismo y es por ello que en el mismo se pueden encontrar diversos hoteles y apartamentos turísticos que en cualquier época del año suelen llenarse de turistas que tienen en Riaño el punto de partida para disfrutar de la belleza de la zona.

Y es que Riaño se encuadra dentro del Parque Regional de los Picos de Europa y es el espectacular contraste entre las extensas aguas del pantano y las abruptas montañas que lo rodean, lo que hacen del mismo, un lugar de singular belleza.

De hecho hace poco, en un concurso realizado por la Cadena Ser donde se pedía la votación de la gente, Riaño fue elegido como el pueblo más bonito de España.

Y en Riaño podemos encontrar uno de los bancos (bancos de sentarse) con las mejores vistas de toda la península… este tendrás que buscarlo cuando vayas a Riaño y hacerte la típica foto sentado en el mismo, no te preocupes que hay señales que te guiarán al mismo 😉

Y sobre el propio viaje en barco por los fiordos leoneses, es necesario reservar online o llamar por teléfono previamente para hacerlo, ya que las plazas del barco que nos lleva son limitadas y en esta web tenéis toda la información al respecto: Paseo en barco por los fiordos de Riaño.

Ahora mismo esta ruta de los fiordos leoneses tiene una duración aproximada de una hora y se realiza en un barco de 8,5 metros de eslora  y 2,5 metros de manga, con 22 plazas disponibles, aunque ya hay listo otro barco más grande de 14 metros de eslora y 60 plazas que se espera funcione este mismo año.

En la ruta, un guía nos va contando datos de interés del mismo pantano y lo que vamos viendo y si tenemos suerte podremos ver alguno de los animales más representativos de la fauna autóctona, como rebecos o buitres leonados.

Y contar no queremos contaros mucho más, porque lo mejor es vivir los fiordos leoneses en persona. En todo caso, un pequeño vídeo desde el barco de este mismo verano para que os hagáis una idea:

Espero que os haya gustado este post y no perdáis ocasión de visitar nuestros fiordos, los fiordos de Riaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *