historia-convento-san-marcos-leon

La historia del convento de San Marcos en León

La plaza de San Marcos en León, con la iglesia, el antiguo convento y hospital de peregrinos (ahora Parador Nacional), el museo arqueológico o la muy fotografiada estatua al peregrino, constituyen uno de los lugares turísticos más visitados de nuestra ciudad y no nos extraña. Hoy nos acercamos al origen e historia de San Marcos.

El convento de San Marcos es uno de los monumentos más importantes y representativos del Renacimiento de España, siendo una auténtica joya arquitectónica, que constituye además, junto con la catedral, San Isidoro y la Casa Botines ese auténtico poker de monumentos que todo turista que llega a León visita sí o sí.

El antiguo convento de San Marcos, con una fachada de casi 100 metros de longitud, es ahora un Parador de 5 estrellas y se ve complementado con la bonita iglesia homónima donde muchos leoneses se casan cada año, con un destacado museo arqueológico o con la amplia y concurrida plaza en cuyo centro podemos encontrar la estatua en homenaje al peregrino.

estatua-peregrino-san-marcos
Estatua al Peregrino

Origen del antiguo convento de San Marcos

Para buscar el origen a esta maravilla arquitectónica, tenemos que retroceder casi 900 años, en concreto al mes de julio de 1152, cuando reinando Alfonso VII de León y gracias a la donación realizada por su hermana, la infanta Sancha de Castilla, se comienza la construcción de lo que iba a ser un modesto edificio destinado a dar cobijo a gente pobre y a los peregrinos que pasaban por la ciudad haciendo el Camino de Santiago.

Así pues de inicio se proyectó como albergue y hospital, que se construiría a orillas del río Bernesga junto al puente que lo cruza y bajo la advocación de San Marcos, ya fuera de la ciudad amurallada y sería entregado a los canónigos agustinos.

Sin embargo unos años más tarde, en 1176, se produce un giro decisivo cuando el obispo de León confía el convento al leonés don Suero Rodríguez, que al convertirse en caballero de la Orden de Santiago y concediendo los deseos del entonces monarca Fernando II, lo cedió a dicha orden convirtiéndose así en  priorato y Casa Mayor de la Orden de Santiago en el Reino de León.

Evolucion al San Marcos tal cual lo conocemos

Durante las primeras décadas de existencia del convento de San Marcos, su estructura era muy característica del medievo, como si de una pequeña ciudad se tratase, en la que se diferenciaban claramente 3 partes principales: la iglesia, el hospital y el propio convento y luego otras estancias secundarias como los establos, bodegas, almacenes o la cárcel (con ilustres prisioneros como el escritor Francisco de Quevedo).

Hasta el siglo XV la Orden de Santiago acumuló un gran poder y eran los propios caballeros de la misma quienes elegían al maestre, siendo el último elegido Santiago Alonso de Cárdenas, que fallecería en el año 1493.

Es entonces cuando las pretensiones de los Reyes Católicos provocaron que, por bula papal, se nombrara al propio rey Fernando de Aragón como maestre de Santiago, lo cual sería un momento clave en el devenir de San Marcos en cuanto a lo arquitectónico se refiere.

Así se empezaría a gestar la reforma del edificio en el año 1514 gracias a una cuantiosa donación de Fernando el Católico, siendo Juan de Orozco (para la iglesia), Martín de Villarreal (para la fachada) y Juan de Badajoz el Mozo (para el claustro y sacristía) los arquitectos designados para la obra.

El proceso no fue sin embargo, ni mucho menos rápido, prolongándose prácticamente 2 siglos, con estas fechas clave:

  • 1537: Construcción del lienzo de la fachada principal del convento desde la entrada del mismo y hasta la iglesia
  • 1549: Fin de las obras de la sacristía por parte de Juan de Badajoz
  • 1615: Se construye la escalera y se finalizan las 2 alas que faltaban del claustro
  • 1715: Se construye un nuevo lienzo de fachada esta vez hacia el otro lado, entre la entrada y el río, el cual se remataría con una torre palaciega.
plaza-san-marcos
Plaza San Marcos

¿Qué visitar en San Marcos?

Cómo decíamos al comienzo de este post, si vienes a León San Marcos es una visita obligada y esto es todo lo que no puedes perderte:

  1. La fachada: Joya del Renacimiento español, de estilo plateresco, se trata de un único lienzo con muro de 2 cuerpos, el primero de ellos con ventanas de medio punto y pilastras platerescas y el segundo con balcones y columnas con balaustradas. En el zócalo se representan personajes historicos muy representativos de la historia como Alejandro Magno, Julio César, Hércules, el Cid o Carlos I. La torre palaciega está decorada con la cruz de Santiago y un León.
  2. El claustro: De estilo renacentista, aunque con resabios de estructura tardogótica, presenta 3 salas que se pueden vistar. Las 2 principales, obra de Juan de Badajoz “el joven”, representan la antigua sacristía y hoy en día ofrecen una retrospectiva de lo que fue San Marcos históricamente desde sus orígenes y su evolución. La tercera, la sala del claustro, tiene múltiples usos.
  3. La iglesia: Consagrada en el año 1541, es de estilo gótico hispano tardío y exteriormente destaca por las 2 torres entre las que se sitúa una gran bóveda de crucería y por los 2 relieves representados: Calvario con Cruz y Descendimiento de Juan de Juni. En el interior una gran nave con crucero separado por rejería, un retablo mayor donde se represetan el Apostolado u la Anunciación y el coro de sillería elaborado por Juan de Juni y Guillermo Doncel.
  4. El parador: Uno de los pocos paradores nacionales de 5 estrellas que hay en nuestro país y en actual remodelación de sus instalaciones, presenta en su interior desde tapices, a pinturas flamencas, tallas de madera y otros elementos decorativos de gran valor artístico.
  5. El museo: Para finalizar el Museo de León, creado en 1869 y que posee una rica colección de arte antiguo y de arqueología, de diversas épocas que van desde el Paleolítico, pasando por la Edad de Bronce, la época romana y hasta el medievo.
san-marcos-claustro
Claustro y jardín interior

En definitiva, que no nos extraña que como la estatua del peregrino, cualquier día que pases por la plaza de San Marcos, puedas encontrarte a turistas contemplando la singular belleza de este monumento tan representativo de León.

Pero no os quedéis en esa vista exterior, el claustro, la iglesia, el parador y el museo también merecen y mucho, la pena ¡descubrelos!

 

2 thoughts on “La historia del convento de San Marcos en León

  1. Falta la parte de la cárcel sanguinaria junto con lo de las madres separadas de sus hijos por su ideologia…Hay parte de la historia que no interesa contar?

  2. ¿Y las numerosas estatuillas que lucían en la fachada de S. Marcos y de las cuales sólo ha quedado el hueco…?.
    ¿Es cierto que las robaron los franceses en 1808….?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *