via-plata.-leon

La Vía de la Plata en León

La Vía de la Plata constituye una ruta de tránsito clave entre el norte y el sur de la Península Ibérica, la recorremos en su discurrir por la provincia de León.

La Vía de la Plata fue en sus orígenes una antigua calzada romana que atravesaba la península de sur a norte y a día de hoy constituye el trazado de la actual autovía Ruta de la Plata, de gran importancia a nivel turístico o de transportes.

Hablamos pues de un trazado que en sus 2.000 años de historia ha tenido una singular trascendencia en nuestro país y para nuestras gentes.

Nos acercamos a descubrir la Vía de Plata, primero haciendo un poco de historia y luego recorriéndola a su paso por la provincia de León.

Origen e historia de la Vía de la Plata

Como decíamos en el comienzo de este post, la Vía de la Plata tiene origen romano y es que cuando los romanos dominaban la Península Ibérica, construyeron una calzada romana que atravesaba de sur a norte parte del oeste de Hispania, en concreto desde Augusta Emerita (Mérida) y hasta Asturica Augusta (Astorga).

En realidad, lo que hicieron los romanos fue aprovechar una antigua ruta ya existente desde el siglo VII antes de Cristo y que servía de corredor natural para el comercio de los tartesos con el norte de la meseta.

La Vía de la Plata, como calzada, se forjó con el paso de los años y bajo el reinado de diversos emperadores, empezándose durante la época del emperador Augusto y posteriormente con los emperadores Trajano y Adriano, 

Durante dicha época romana, la Vía de la Plata resultó fundamental tanto durante la conquista como más adelante ya en la época imperial, ya que no dejaba de conectar la capital de la provincia de Lusitania, Augusta Emerita, con Asturica Augusta, una de la ciudades clave de la provincia Tarraconense.

via-de-la-plata
Vía de la Plata

La Vía de la Plata siguió siendo una ruta muy utilizada durante los siglos posteriores, siendo especialmente relevante en la Edad Media y especialmente para los cristianos durante la época de la reconquista hacia el sur de la península.

La creación de un nuevo sistema de comunicaciones radiales en el siglo XVIII le resto a esta ruta bastante protagonismo, pero ya en la segunda mitad del siglo XX con la construcción de la carretera nacional N-630 entre el Pueto de Gijón y el Puerto de Sevilla y posteriormente de la autovía de la Ruta de la Plata, le hicieron recuperar su esplendor.

En cuanto al origen etimológico del término «Vía de la Plata» la hipótesis más aceptada nos indica que tendría origen en la época del Al-Ándalus, co la palabra árabe al-Balat, que significa camino empedrado.

Posiblemente una confusión fonética en su pronunciación por la gente, haría que finalmente se quedara con el nombre del metal precioso, la plata y de ahí que acabara denominándose como Vía de la Plata.

La Vía de la Plata a su paso por León

Quienes recorran la Ruta de la Vía de la Plata y en su discurrir por tierras leonesas, se van a encontrar con varias poblaciones, destacamos las más importantes y en las que merece la pena hacer un alto en el camino:

Alija del Infantado

La Vía de la Plata entra en la provincia de León a través de la Comarca del Páramo y tiene la villa de Alija del Infantado como primera parada obligatoria.

El monumento más destacado que podemos encontrar en esta población es su castillo, el Palacio del Infantado, recientemente reformado y que data del finales del siglo XIV y principios del siglo XV, aunque posiblemente se alzara sobre unos terrenos en los que pudo haber una torre romana.

Se trata de un castillo de planta cuadrangular, en cuyos 4 vértices se elevan sendos torreones cúbicos, que le dan un aspecto imponente.

palacio-infantado
Castillo del Infantado

Al margen del castillo, también podemos visitar en Alija del Infantado la Iglesia de San Esteban (siglo XIII, remodelada en el siglo XVI) y la de San Verísimo, ambas de estilo predominantemente románico.

También destaca el puente de La Vizana, elaborado en piedra y reformado varias veces, desde el siglo XVI y hasta la voladura en 1808, durante la Guerra de la Independencia contra la Francia de Napoleón, hasta que fuera reconstruido de nuevo en el año 1918.

También destaca la Cruz del Peregrino, construida en el paraje conocido como El Teso como recuerdo a uno de los cuatro hospitales de peregrinos que llegaron a existir simultáneamente en Álija.

La Bañeza

Siguiendo con esta ruta por las poblaciones leonesas más importantes en el recorrido de la Vía de la Plata por nuestra tierra de sur a norte, llegamos a La Bañeza, que con sus poco más de 10.000 habitantes es uno de los principales núcleos de población de la provincia.

El origen de la Bañeza se remonta también a la época donde el imperio romano dominaba la Península Ibérica aunque seguramente antes poblaciones astures ya vivían en la zona.

Pero el esplendor de La Bañeza nos llevaría a la época medieval, cuando mercaderes, comerciantes y artesanos llegaban a la ciudad provenientes de cualquier parte de España y de otros lugares de Europa, para acercarse a su mercado, de tal importancia en el Reino de León que hizo de La Bañeza una ciudad própera y motor de la economía de la época.

Desde el punto de vista monumental, hay que destacar 2 iglesias: la iglesia de San Salvador y la iglesia de Santa María.

La iglesia de San Salvador tiene su origen en el siglo IX, aunque tuvo que ser totalmente reconstruida en el siglo XI tras ser destruida por Almanzor. Posteriormente también sufriría otras remodelaciones en los siglos XVI y XVII.

En esta iglesia podemos encontrar diferentes estilos artísticos, desde el ábside románico, pasando por la fachada plateresca y hasta el retablo barroco de su interior.

La segunda, la iglesia de Santa María, es de estilo gótico estrellado y fue construida en el siglo XVI, aunque seguiría siendo sometida a diversas modificaciones durante los siguientes siglos, como por ejemplo la construcción de la torre entre finales del siglo XVIII y principios del XIX.

Del interior de esta iglesia podemos destacar la imagen de la Piedad, obra de Gregorio Fernández o el retablo del altar mayor, obra de Francisco de Rivera, ambas del siglo XVII.

Finalmente indicar que hay dos épocas del año en las que La Bañeza merece especialmente ser visitada, como son durante su carnaval, declarado de Interés Turístico Nacional y en agosto, cuando tiene lugar el Gran Premio de Velocidad Ciudad de La Bañeza, sobre todo para los amantes de las motos.

Astorga

Y la ruta de la Vía de la Plata finaliza en Astorga, ciudad monumental, capital de la comarca de la Maragatería y de obligada visita en la provincia de León, por su destacado patrimonio artístico y histórico y también por su destacada cultura gastronómica.

Desde el punto de vista monumental, debemos destacar en primer lugar la catedral de Astorga, un conglomerado de diversas corrientes artísticas tan dispares como el gótico, el románico, renacentista, barroco o neoclásico y que tiene en los arquitectos Juan de Colonia y Simón de Colonia (padre e hijo) sus autores principales (siblo XVIII).

Imprescindible también es el Palacio Episcopal de Astorga, una de las 3 únicas obras del genial arquitecto modernista Antoni Gaudí fuera de Cataluña, junto a lla Casa Botines en León y El Capricho en Comillas.

palacio-episcopal-astorga
Palacio Episcopal de Astorga

En su plaza mayor, encontramos el edifico del ayuntamiento (siglo XVII) de estilo barroco, con sus 2 torres gemelas y donde dos muñecos autómatas vestidos de maragatos nos dan las horas golpeando con sus mazas la gran campana del reloj situada en lo más alto del edificio.

También imprescindible en Astorga descubrir los vestigios romanos que aún son visibles en la ciudad, por ejemplo en su muralla romana, en el museo romano o en la visita guiada de la Ruta Romana para conocer los restos arqueológicos conservados en el centro histórico de la ciudad.

Y antes de dejar Astorga, como no, puedes degustar un tradicional cocido maragato y llevarte de recuerdo unas mantecadas de Astorga o delicioso chocolate, todos ellos de gran tradición en la capital maragata.

Estas son las 3 poblaciones más relevantes que podemos encontrar en la ruta de la Vía de la Plata a su paso por la provincia de León, pero también hay otras más pequeñas y que igual también te apetece descubrir como Quintana del Marco, Villanueva de Jamúz o Palacios de la Valduerna entre otras.

Esperamos que te haya gustado este post y como siempre te animamos a compartirlo y a que dejes un comentario si te apetece.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *