catedral-leon-vidrieras

Las vidrieras de la catedral de León

La pulchra leonina es una de las catedrales góticas más imponentes que existen en el mundo, pero su belleza trasciende mucho más allá del exterior. Descubre la belleza de las vidrieras de la catedral de León.

La catedral de León, auténtico icono de la ciudad y sin lugar a dudas su monumento más importante y representativo, no podría entenderse sin sus vidrieras y es que las vidrieras de la catedral de León son sencillamente espectaculares.

No en vano el conjunto de vidrieras de la catedral de León es, posiblemente, el más importante del mundo junto con el de la catedral de Chartres (ubicada en dicha localidad francesa situada a 80 kilómetros de París).

Por eso visitar León y no adentrarse dentro de la pulchra leonina para descubrir la imponente belleza de sus vidrieras es un auténtico pecado que no te puedes permitir cometer.

Nos acercamos en este post a las vidrieras de la catedral de León, para que vayáis abriendo boca…

Las vidrieras en cifras

Las vidrieras de la catedral de León cubren una superficie total de nada mas y nada menos que 1.800 metros cuadrados, distribuidos de la siguiente forma:

  • 3 grandes rosetones, cada uno de ellos, con 8 metros de diámetro.
  • 31 ventanales altos, de 12 metros de altura cada uno y siendo la mayor parte de ellos de 4 huecos y 2 lancetas laterales.
  • Dichos ventanales conforman un total de 112 huecos y 48 lancetas.
  • 83 rosas polilobuladas que se sitúan sobre los ventanales altos.
  • 37 ventanales más bajos, de 3,5 metros de altura, situados en la franja del triforio.
  • Estos ventanales cuentan con 136 huecos y 48 lancetas.

A todo esto debemos también añadir una enorme multitud de enjutas, triángulos o divisiones de los rosetones, para conformar un conjunto de vidrieras más que notable.

interior-catedral-leon
Interior catedral de León

Los maestros de las vidrieras de la Catedral de León

Las vidrieras de la catedral de León nos fueron cosa de 2 días ni mucho menos, sino que son el resultado de un trabajo continuo que se perpetuó durante varios siglos y en el que participaron muchos maestros vidrieros.

La primeras vidrieras se comenzaron a realizar casi con total seguridad en el siglo XIII y posiblemente de la mano de maestros vidrieros franceses centrando su labor en los huecos de las capillas de la girola.

También en este siglo hay documentos que atestiguan trabajos de maestros de talleres de Burgos y es también en esta época cuando se crea la conocida vidriera de La Cacería.

En el siglo XIV y a pesar de que hay constancia de que es una época de gran auge de los gremios de vidrieros, apenas hay documentos que nos indiquen los maestros que trabajaron en la catedral, aunque la actividad tuvo que ser intensa.

Sin embargo en el siglo XV  hay abundante documentación sobre maestros vidrieros que estaban vinculados a determinados obispos, hablándose, en los mismos, de artistas burgaleses, procedentes de Flandes y también de Centroeuropa.

Aparecen ya nombres muy concretos como los de Diego de Santillana, Rodrigo de Herreras,Alfonso Díez y los maestros Valdovín, Annequín, Escalante y Nicolás Francés por ejemplo.

En el siglo XVI hay 2 nombres de gran trascendencia en el trabajo de las vidrieras de la catedral de León como son Diego de Santillana, que el año 1507 concluyo los tres ventanales de la librería o de Rodrigo de Herreras que realizó la Natividad en la capilla de la Virgen Blanca en el año 1565.

En los siglos posteriores los maestros se dedicaron, principalmente, a evitar que las vidrieras se rompieran o a reparar las rotas, hasta que ya en el siglo XIX se realizara una restauración de todo el conjunto.

Algunas de las vidrieras de la catedral de León más destacadas

Vidrieras del Presbiterio

Las vidrieras del Presbiterio de la Catedral de León representan a los 12 Apóstoles y al Árbol de Jesé, padre de David, de quien desciende Jesucristo y constituyen el eje central de la Catedral de León.

Además en la roseta central de dichas vidrieras del presbiterio aparece el Pantocrátor, que atravesado por la luz representa a Cristo como la luz verdadera de la salvación.

presbiterio-vidrieras
Vidrieras del Presbiterio

Rosetón de la fachada occidental

Realizada en el siglo XIII, eta vidriera hace referencia al juicio final, estando protagonizada por una Virgen con el Niño y rodeada de 12 ángeles tocando las trompetas, además de diversos motivos ornamentales.

Se sitúa en la portada central de esta fachada y por donde se pone el sol, precisamente por esa referencia al juicio final.

Rosetón del transepto del Evangelio

También es del siglo XIII aunque cuanta con añadidos en el siglo XV y muestra a Jesucristo rodeado de doce rayos de luz y de doce reyes del Antiguo Testamento que aparecen tocando diversos instrumentos de cuerda.

Rosetón del transepto de la Epístola

Situado justo enfrente del transepto norte, es una reconstrucción del siglo XIX que representa a la Virgen María rodeada de diversos símbolos marianos procedentes de las Letanías.

roseton-catedral-leon
Rosetón del transcepto de la epístola

Vidrieras de la Capilla de la Virgen Blanca

La capilla de la Virgen Blanca es la más antigua de la catedral y las vidrieras que se localizan en ella son de estilo renacentista, siendo realizadas por el maestro Rodrigo de Herreras en el año 1565.

Conforman un tríptico, que representa en el centro a una Sagrada Familia que es flanqueada a sendos lados por los ángeles y por los pastores respectivamente.

Vidrieras de la Capilla de la Concepción

En esta capilla, también llamada de la Virgen de la Esperanza, podemos ver una una Virgen gótica del siglo XIII y unas vidrieras que nos muestran diferentes escenas de la vida de la propia Virgen y de Jesús.

Vidrieras profanas

Para finalizar y como curiosidad 2 vidrieras que se alejan de la temática religiosa del resto y que sin embargo aparecen dentro del conjunto de vidrieras del Antiguo y del Nuevo Testamento.

La primera es la de La Cacería que nos muestra la vida cortesana del siglo XIII en una escena donde aparecen jinetes y hombres armados que parecen dispuestos para la caza, acompañados de músicos y juglares.

Esta vidriera se sitúa en el quinto ventanal del claristorio de la Epístola y hay varias teorías al respecto de la misma, una de las cuales dice que podría haber sido diseñada inicialmente para el Palacio de Berenguela.

la-caceria-vidriera
Vidriera La Cacería

La otra vidriera fuera de lo religioso es la de “Simón el Mago”, alquimista y es que la alquimia es una ciencia medieval que siempre estuvo muy relacionada con el arte de la construcción de catedrales.

En todo caso es difícil contar con palabras lo que las vidrieras de la catedral de León esconden, lo mejor es que entréis en la catedral y observéis con detenimiento cada una de estas obras de arte que la iluminan.

Si os ha gustado este post tenéis que leer este:

Curiosidades sobre la catedral de León

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *