Marca de Garantía puerro de Sahagún

El puerro de Sahagún es uno de los muchos productos agroalimentarios con marca de calidad que tenemos en León y que pone en valor a nuestro sector primario.

¿Sabías que León es la provincia española que cuenta con mayor número de marcas de calidad en España? Y una de ellas, de la que vamos a hablar en este post es el puerro de Sahagún.

Pero antes de entrar a fondo con esta verdura de inconfundible sabor, vamos a dejar claro de lo que hablamos cuando nos referimos a marcas de calidad.

Cuando hablamos de marcas o sellos de calidad en alimentos, estos deben de tener una serie de atributos de calidad diferenciadores, además de estar identificados por cada una de las fases por las que pasan, desde su elaboración a su comercialización y todo ello bajo un marco regulador.

Esto se plasma a través de un sello de calidad y algunos de los más conocidos son, por ejemplo, la denominación de origen protegida (DOP), la indicación geográfica protegida (IGP), la marca de garantía (MG) o la agricultura ecológica.

Y hecha esta aclaración, vamos ya entonces a acercarnos un poco más al puerro de Sahagún, para descubrir su origen, características o versatilidad culinaria.

El origen del puerro de Sahagún

El el caso del puerro, como suele pasar en estos casos, su origen es desconocido, aunque si que existen indicios de su cultivo hace ya unos 4.000 años.

De hecho, el puerro ya era cultivado, por ejemplo, por los egipcios y los hebreos y luego los romanos fueron quienes lo extendieron por muchas zonas de Europa.

En lo referente a Sahagún, parece ser que fueron los monjes de Cluny quienes trajeron los puerros a esta comarca leones y los monjes del Convento Benedictino quienes iniciaran su cultivo en las riberas de los ríos Cea y Valderaduey

Nos debemos situar en torno al siglo XII y a partir de entonces y con el paso de los siglos, el cultivo del puerro no paró de crecer en protagonismo dentro de la región, hasta llegar a nuestros días como lo que es, una hortaliza de gran prestigio que en el año 2001 obtuvo el reconocimiento de la Marca de Garantía puerro de Sahagún.

mg-puerro-sahagún
Puerro de Sahagún

Características y propiedades

El puerro (alium porrum) de Sahagún, fresco, presenta visualmente un color blanco en la parte exterior, con un brillo bastante pronunciado, mientras que el interior conserva el blanco y aparte muestra una tonalidad amarillo limón.

Morfológicamente el puerro de Sahagún presenta un calibre medio y se diferencia de otros puerros por la ausencia de bulbo.

Al masticarlo, nos encontramos con una textura ligeramente dura y jugosa y en lo referente a su aroma es afrutado y acebollado.

En cuanto a sus propiedades es un producto rico en fibra y moderado en hidratos de carbono, mientras que su aporte en proteínas es bajo.

La mayor aportación de minerales del puerro sería en potasio y fósforo fundamentalmente y en fósforo y magnesio ya en menor medida.

Finalmente y con respecto a las vitaminas, es la vitamina C la que más aporta el puerro, aunque también contiene vitamina E o vitaminas B6 y B9.

Todas estas propiedades nutricionales del puerro hacen de este, un alimento muy saludable, que gracias a su poder alcalinizante y diurético, aporta beneficios tanto a nuestras articulaciones como al sistema cardiovascular.

Además, al contener ácido fólico (vitamina B9), el puerro es un alimento ideal dentro de la dieta de las mujeres embarazadas de cara a contribuir al desarrollo fetal.

El puerro de Sahagún en la cocina

El puerro es una hortaliza que siempre ha tenido un papel destacado dentro de la cocina mediterránea, gracias a su singular textura y delicado sabor, que además en el caso del puerro de Sahagún se hacen aún más palpables.

Por eso es un alimento que si se trata con mimo dentro de la cocina, nos aporta una gran versatilidad culinaria que no debemos desaprovechar.

Una forma tradicional de degustar los puerros de Sahagún es ponerlos a cocer en agua con sal y un toque de aceite durante 20 minutos y aliñados con una salsa vinagreta una vez fríos.

Ponemos a calentar agua con sal y un golpe de aceite y añadimos los puerros, dejamos cocer unos 20 minutos dependiendo del grosor del puerro.

A partir de ahí las posibilidades son infinitas, desde prepararlos al horno o a la brasa, en crema, tortilla o pastel, rellenos, rebozados… el límite lo pones tú.

Por ejemplo, el chef de nuestro restaurante Infantas de León, prepara un puerro confitado con cecina que es un auténtico deleite para los sentidos y donde además se aúnan dos de los productos más destacados de la gastronomía de la tierra: el puerro de Sahagún y la cecina de León.

puerro-sahagún-confitado
Puerro de Sahagún confitado con cecina de León

Esperamos que si no conocíais este auténtico manjar de reyes os hayan entrado ganas de hacerlo. Una buena oportunidad para ello es la Feria del Puerro de Sahagún, que en las últimas ediciones se viene celebrando el último fin de semana del mes de octubre y que confiemos este año también se haga.

¿Os ha gustado este post? Por favor, compartir si es así y no dudéis en comentar si tenéis algo que aportar al respecto.

Aquí os dejamos el enlace a otro post de este blog donde hablamos de otro de los productos con sello de calidad de León:

La alubia de La Bañeza no es una alubia cualquiera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *