setas-leon-variedades-lugares

Recolectar setas en León: variedades y lugares

Otoño es el mes por antonomasia de las setas, te invitamos a descubrir los mejores lugares para recolectar setas en León y las mejores variedades que pueden encontrar

Cuanto llega el otoño los bosques se visten de gala, sorprendiéndonos con esa variedad de colores ocres, amarillos, marrones, rojos… que a nadie dejan indiferente y que invitan a pasear por ellos.

Aparte este espectáculo visual y que los amantes de la fotografía disfrutan especialmente, también nos permiten adentrarnos en otro mundo para muchos desconocido como es el la recolección de setas y hongos.

Y es que si buscas plan para alguna mañana otoñal, donde el buen tiempo acompañe, salir al campo en busca de setas puede ser una buena alternativa, el turismo micológico tiene muchos adectos y tu puedes ser uno de ellos…

Es evidente que hay que tener cuidado porque algunas setas son venenosas, pero teniendo las precauciones debidas, la recogida de la setas puede ser una de las actividades más bonitas y relajantes que puede hacer en otoño y si quieres recolectar setas en León, sin duda tienes muchas alternativas.

Variedades de setas que puedes encontrar en León

Si no tienes conocimientos en micología o estos se limitan a las variedades de setas más populares, siempre es aconsejable dejarte llevar una guía que te indicará qué seta u hongo es comestible y como debes cortarla de forma adecuada.

En todo caso y para que tengas una primera aproximación a las principales variedades que puedes encontrar de setas en León, esta es nuestra selección…

Boletus

La variedad de setas de género ‘Boletus’ es una de las más comunes en los bosques de León y en sus diferentes especies como son edulis, pinícola, luteus, bovini, etc. pueden recolectarse prácticamente durante todo el año, aunque con más abundancia en otoño.

Dentro de las especies de boletus, es especialmente apreciado el boletus aereus, que puede encontrarse prácticamente desde mayo hasta diciembre  y siendo el del roble su hábitat favorito, auqneu también podernos encontrarlo en alcornocales y castaños.

Níscalo

El níscalo, de nombre científico “Lactarius deliciosus” es aún más común que el boletus y se pueden encontrar en cualquier bosque de coníferas de nuestra provincia, por lo que es una seta muy típica de los pinares, siendo también comunes en bosques de tejos o abetos.

El níscalo, también conocido como revollón, rovellón o esnegorri, es la típica seta del principiante que se lanza a conocer el mundo de la micología ya tiene unas características muy identificables.

niscalo-seta
Níscalo

Seta de cardo

La seta de cardo (‘Pleurotus eringii’) no se suele encontrar en bosques ni en prados, sino que es habitual en bordes de caminos o barbechos y quienes buscan setas en León, las pueden localizar fácilmente al norte de Sahagún, en las tierras del río Cea.

Es una seta de carne blanca, compacta y de sabor dulce, muy apreciada en gastronomía y cuya recolección se pude extender frecuentemente hasta el invierno.

Senderuela

La senderuela (Marasmius oreades), también conocida como seta de corro, senderina o carretilla, puede recolectarse desde la primavera hasta el otoño y crece conformando un gran número de ejemplares,en filas, en lo que se denomina popularmente ‘corro de brujas’.

A pesar de no ser una seta muy carnosa como las anteriormente descritas, es muy apreciada por su sabor y es de las más buscadas por los amantes de la micología.

senderuela-seta
Senderuelas

Seta de San Jorge

Dentro de los recolectores de setas en León, la seta de San Jorge puede encontrarse especialmente en la montaña nor-oriental,  en los límites con Asturias y Cantabria y también en la comarca de Babia, donde incluso existe una asociación micológica que impulsa la gestión y recolección de la misma de forma sostenible.

Es también conocida como seta de primavera y es que precisamente es por San Jorge, el 23 de abril, cuando es más habitual encontrarla, aunque también pude hacerse en otoño, especialmente en los prados montañosos.

Parasol

La seta parasol (Macrolepiota procera), también conocida como ‘apagador’, puede encontrarse especialmente en prados y brezales y que si bien en un principio tiene forma de mazo, a medida que envejece adopta ya la forma que le da nombre de parasol o gran sombrilla.

Se trata de una de las setas comestibles de mejor calidad y con una gran versatilidad gastronómica, pudiendo comerse desde a la parrilla, en guisos o incluso empanada.

parasol-seta
Parasol

Barbuda

La seta barbuda, ‘Coprinus comatus’, es para muchos expertos en micología de sabor mas delicado que existe y considerada de una calidad superior, si bien es cierto que no es tan fácil de encontrar y que además, una vez recogida, debe cocinarse al poco tiempo, porque si no se estropea.

Seta de pie azul y seta de pie violeta

La seta de pie azul (‘Lepista nuda’), es una seta muy frecuente en la montaña norte leonesa y cuyo nombre viene porque tanto su sombrero como el propio pie presentan un color azulado más o menos intenso.

La seta de pie violeta (‘Lepista personata’), posee el pie de color violeta y el sombrerillo es de color gris con frecuencia matizado en violeta. De mejor comestibilidad es la «seta de pie violeta», ya
que carece de viscosidad.  Las laminillas son blanquecinas. Crece en las praderas formando rondas.

pie-violeta-seta
Pie de Violeta

Platera

La seta platera (Clytocybe geotropa), es una seta típica de otoño y más en concreto asociada al mes de noviembre, creciendo en valles abrigados y conformando un conjunto de línea irregular compuesto por un gran número de ejemplares.

Excelente desde el punto de vista gastronómico, también es conocida popularmente como cabeza de fraile, ya que en su sombrero presenta una protuberancia en el centro que se parece a la cabeza de un monje o un fraile.

Dónde recolectar setas en León

Como dice ese refrán popular ‘unos crían la fama y otros cardan la lana’ y es que aunque no tiene fama de ello, la provincia de León es muy rica en lo que a variedad de setas se refiere, no siendo especialmente conocido por ello.

Y es que si por ejemplo hablamos de Castilla y León, la provincia de León es, de lejos, la que cuenta con mayor diversidad micológica y ello a pesar de que tan sólo el 10% de los montes de utilidad pública tienen autorizados aprovechamientos micológicos por parte de la Junta de Castilla y León.

Para que nos hagamos una idea, de las en torno a 3.000 especies catalogadas de setas, más de 2.000 de ellas pueden encontrarse en los bosques, praderas y tierras de León, lo que equipara a León en cuanto a riqueza micológica con Navarra, que si que tiene fama de ello por cierto.

Y es que en cualquier rincón de nuestra basta provincia podemos encontrar setas, especialmente durante la época otoñal, de norte a sur, desde los Picos de Europa a los Oteros y de este a oeste, desde la montaña oriental leonesa al Bierzo… León es un paraiso (un tanto olvidado) de la micología.

La provincia de León cuenta con más de un centenar de cotos de setas que cuentan con la validación del Servicio de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

De todos ellos, la práctica totalidad están en régimen de aprovechamiento vecinal, solo con excepción de 13 montes de utilidad pública dentro de la comarca de Babia, en El Bierzo, adjudicados por la Asociación Setas de Babia.

Y si hablamos de zonas especialmente productivas en setas en León, hablando claro de setas comestibles, 3 destacan por encina de todas: el pinar de Tabuyo, el pinar de Camposagrado y la zona de Sancedo en El Bierzo.

sancedo-bierzo
Sancedo

Esperamos que con este post os haya entrado el gusanillo por el mundo de las setas y la micología, que especialmente en otoño, se convierte en un placer para los sentidos.

¿Os ha gustado este post? Tal vez entonces queráis también leer este otro:

Los mejores bosques para disfrutar del otoño en León

3 thoughts on “Recolectar setas en León: variedades y lugares

  1. Tenéis un peligro… Hay nombre erróneos y falta de información importante como que la Tricholoma Equestre está considerada toxica en todas las guías desde principios de los 2000.
    La Procera es Macrolepiota, pues las lepiotas suelen ser venenosas y algunas mortales como la Lepiota Helveola o la L. Brunneoincarnata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *