dulces típicos de León

Repostería y dulces típicos de León

Para darle un toque azucarado a nuestro blog hoy queremos hacer un repaso por los productos de repostería y dulces típicos que se elaboran en la provincia de León. Esperamos que disfrutéis del post, especialmente los más golosos…

A nadie le amarga un dulce, seguro que todos habréis oído este dicho popular alguna vez y por eso hoy nos hemos querido acercar en nuestro blog a esos productos de repostería o dulces típicos que podemos encontrar en diferentes rincones de nuestra tierra leonesa. Empezamos…

Mantecadas de Astorga

Las mantecadas de Astorga se elaboran en esta localidad maragata desde hace más de 200 años (se dice que originariamente surgieron del convento astorgano de Sancti Spiritu) y presumen de seguir, a día de hoy, manteniendo su receta y proceso de elaboración tradicional.

Los ingredientes de las mantecadas de Astorga son muy sencillos: huevo, azúcar, harina de trigo, levadura, mantequilla y canela y resultan ideales para el desayuno o la merienda, aunque también pueden servir como postre de comidas y cenas. De hecho en Astorga es típico que acompañen a unas ricas natillas caseras.

Se trata de uno de los dulces típicos de León mas conocidos y es por ello que ya cuenta con la acreditación de Indicación Geográfica Protegida (I.G.P.).

Hojaldres de Astorga

También de Astorga viene otro de esos duces típicos leoneses para chuparse los dedos y nunca mejor dicho en este caso, porque su recubrimiento de miel hace que tus dedos se pringuen con este dulce ingrediente.

Los hojaldres de Astorga, también conocidos como hojaldres de miel o “mielecitos” tienen forma cuadrada, de unos 5 cm de lado y su elaboración es también relativamente sencilla.

Simplemente se necesita para hacerlos una lámina de hojaldre y luego agua, azúcar, miel y limón para el almíbar que los impregna.

hojaldres-astorga
Hojaldres de Astorga

Nicanores de boñar

Los Nicanores de Boñar son otros de esos dulces típicos de León con gran solera y que mantienen su esencia desde hace muchos años. En concreto fueron creados por primera vez por Nicanor Rodríguez en el año 1880 en la localidad que les da nombre, Boñar, aunque en un inicio les llamó “hojaldras”.

Su elaboración sigue siendo artesanal, manteniendo los ingredientes originales y con misma receta secreta que dicen han sabido guardar con el paso de los años para evitar las imitaciones.

A la vista parece un simple hojaldre espolvoreado con azúcar glas, pero ninguna de las imitaciones que puedas probar te sabrá como los originales, por algo será…

Lazos de San Guillermo

Seguimos con los hojaldres y en este caso nos vamos a la localidad de Cistierna, donde desde hace ya más de un siglo, concretamente en el año 1908 se elaboran los lazos de San Guillermo.

Este rico producto de repostería nació en la Confitería Montañés, situada en este pueblo de montaña de León, y desde entonces sigue fabricándolos tras 4 generaciones de pasteleros.

El nombre de este dulce viene por la forma de lazo del mismo y en honor a San Guillermo, el santo de la Ermita situada en Cistierna y al que se tiene mucha devoción por la zona.

Masa de hojaldre, recubierta de azúcar glas y con trocitos de almendra dan forma a este producto, cuyo secreto, dicen, es la mantequilla de la zona con la que se elaboran.

Rosquillas de San Froilán

Las rosquillas de San Froilán son uno de esos dulces típicos asociados a una determinada época del año, en este caso las fiestas de San Froilán, que tienen lugar la primera semana de octubre y que son una de las más tradicionales de nuestra ciudad.

La historia de están asociadas al maestro confitero leonés Santiago Pérez, de las ya desaparecidas confiterías La Coyantina, que las introdujo en León en los años 80 y que serían relanzadas una década más tarde por la muy conocida Confitería Asturias, hasta nuestros días, donde ya son ofrecidas cada año por casi todas las confiterías leonesas en torno a ese 5 de octubre.

Como su propio nombre dice, son unas rosquillas de unos 20 gramos de peso y elaboradas con leche, sal, mantequilla, huevos, harina y un poquito de ron y que están recubiertas de un glasé blanco de azúcar. Tan ligeras y sabrosas que es un ponerte a comer y no parar…

rosquillas-san-frolilan
Rosquillas de San Frolián

Frisuelos

Los frisuelos o frixuelos en Asturias, son un postre muy típico de León, de la propia provincia asturiana y de Cantabria que seguro que si tenéis un pueblo recordaréis que os preparara vuestra abuela alguna vez.

Su receta es similar a la de los crepes franceses, ya que para elaborarlos hay que preparar una masa con leche, harina, sal, azúcar y levadura, que bien mezclada y sin que quede muy espesa, se va añadiendo en una sartén con aceite ayudándose de una cuchara sopera, hasta conseguir esos ricos frisuelos que se sirven espolvoreados con azúcar.

Hay quien también los prepara a modo de crepe mas finos y ocupando todo el fondo de la sartén, sirviéndolos luego enrollados rellenos de nata, miel, chocolate… cada uno como más guste, pero yo personalmente los recuerdo pequeñitos y con azúcar 🙂

Amarguillos de Sahagún

Otro de los dulces típicos de la provincia de León que merece la pena nombrar son los amarguillos de Sahagún, una especie de pastas de unos 4 o 5 cm de diámetro de color dorado y coronadas con una almendra pelada entera.

Las almendras son su ingrediente estrella, ya que aparte de coronarlos, forman parte de su masa, en este caso molidas. En cuanto a su color dorado y tostado, viene del baño de huevo que les recubre y de su cocción en el horno.

Los amarguillos se pueden encontrar en muchas tiendas de alimentación y confiterías de Sahagún, pero tienen especial fama los elaborados en el Monasterio de la Santa Cruz de la misma localidad.

amarguillos-sahagun
Amarguillos

Yemas tostadas de La Bañeza

Las yemas tostadas de La Bañeza son un delicioso y delicado producto de repostería que se elabora casi en exclusiva en torno a esta localidad leonesa.

Similares al tocinillo de cielo, aunque mas pequeñas, se elaboran únicamente con yemas de huevo, azúcar y agua y destacan por el contraste entre el color dorado de la yema y el tostado de su parte superior.

Si te pasas por La Bañeza, te recomiendo caer en la tentación y te lleves a casa una cajita de este delicioso y exquisito dulce…

Imperiales de la Bañeza

También de La Bañeza son muy típicos los “imperiales“, cuya forma y aspecto podría confundirse con el de las mantecadas o el de los sobaos, pero que no tienen mucho que ver.

En realidad por su sabor y receta mas se podrían parecer a la tarta de Santiago, ya que sus ingredientes principales son el azúcar, los huevos y las almendras, lo que hace que aunque como decíamos se puedan parecer a las mantecadas, su consistencia sea más compacta.

Su pequeño tamaño y delicado sabor les hace ideales como acompañantes de un buen café ¿los habéis probado?

Ronchitos de León

Para finalizar este repaso por los dulces típicos de León, queremos hacer una mención a los ronchitos, los caramelos típicos de León.

Y es que para los más jóvenes igual este caramelo no les suena o si les suena no lo han probado, pero seguro que los nacidos a partir de la segunda mitad del siglo XX lo conocen de sobra.

El ronchito lleva más de 60 años endulzando nuestros paladares y se elabora con azúcar, cacahuete y cacao, manteniendo al misma receta que desde su creación.

En cuanto a su nombre “ronchitos”, viene de ronchar, que es un verbo utilizado mucho en su momento para definir el acto de morder o masticar.

“Rico, rico, caramelo ronchito” ¿os suena este slogan?

Con los ronchitos pongo fin a este dulce post que espero os haya gustado y sobre todo os haya dado ganas de probar alguno de estos dulces típicos de León que aún no hayáis degustado…

¿Echáis de menos algún dulce en este post? Soy todo oídos…

One thought on “Repostería y dulces típicos de León

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *