disfruta-de-boñar

Disfruta al máximo de Boñar

Situada en la parte nororiental de la provincia de León, la villa de Boñar tiene mucho que ofrecer al visitante, descúbrela con nosotros.

Boñar se enclava en una ubicación privilegiada, integrada dentro del Parque Regional Montaña de Riaño y Mampodre, siendo punto de partida de numerosas rutas y excursiones y todo esto a menos de 50 kilometros de León.

Por eso, desde Boñar podremos acceder a espectaculares paisajes y rincones de singular belleza.

Pero también merece la pena conocer su su historia, su cultura, sus costumbres y tradiciones… o descubrir la amabilidad de sus gentes.

Y por supuesto, acercarse a Boñar te permitirá deleitarte con su gastronomía, donde prima la tradición y el sabor.

¿Quieres saber que ver en Boñar y que hacer? Toma buena nota:

¿Qué ver en Boñar?

En el centro de la villa, en la plaza del Negrillón, encontramos su monumento más representativo, la iglesia parroquial de San Pedro.

Fue construida en entre los años 1805 y 1819 en honor a San Roque, patrón de Boñar, con piedra extraída en la cantera de la propia localidad y cuenta con 3 naves y una llamativa torre del campanario.

En esta torre encontramos una figura de madera bautizada como «El Maragato» y su histórico reloj de cuatro siglos de antigüedad y cuyo mantenimiento corre a cargo del mismo relojero de la Puerta del Sol de Madrid.

plaza-negrillon-boñar
Plaza del negrillón en Boñar

En esta misma plaza encontramos el famoso Negrillón de Boñar o, en realidad, lo que queda de el.

Se trataba de un gran olmo de unos 600 años de antigüedad que siempre fue el símbolo de la villa y que con su frondosidad daba sombra a gran parte de la plaza, pero que enfermó de grafiosis en el año 1980, secándose por completo en los 90, por lo que hubo que talarlo para evitar que se cayera y provocara algún incidente.

Hoy en día se conserva en donde estaba ubicado un trozo de una rama y corteza junto a una escultura en su honor protegida por una vitrina de cristal.

Y otro de los puntos de interés en Boñar el el puente de San Pedro, más conocido popularmente como el puente viejo.

Se trata de un puente empedrado, para cuya construcción se emplearon más de 6.000 piedras labradas y que podría datar del siglo XII.

En perfecto estado de conservación, era el punto de paso que unía los valles del Porma y del Curueño.

En el entorno de Boñar

Pero más allá de la propia villa, uno de los puntos fuertes de Boñar es su entorno u todo lo que nos ofrece. Esto es lo más destacado:

Pantano del Porma

El pantano o embalse del porma, también conocido como de Vegamián, es el tercero más grande de la provincia, solo detrás del pantano de Riaño y del de Bárcena.

Situado a medio camino entre Boñar y Puebla de Lillo, nos ofrece un espectacular paisaje por el contraste de las aguas del pantano con las escarpadas cumbres que lo rodean.

En las cercanías del pantano podemos también visitar el bosque de pardomino, un extenso bosque de 2.000 hectáreas con una gran variedad botánica y faunística.

Además, en el pantano y especialmente en los meses de verano, se pueden practicar una gran diversidad de deportes acuáticos como vela, motos acuáticas, esquí acuático…

embalse-del-porma
Embalse del Porma

Museo de Fauna Salvaje

Muy cerca de Boñar, en la localidad de Valdehuesa, encontramos el Museo de la Fauna Salvaje, creado por la Fundación Romero Nieto en el año 2004.

En este museo podemos encontrar más de 9.000 especies de la fauna salvaje de los 5 continentes, repartidas en 17 salas, a las que recientemente se ha incorporado una nueva de anatomía científica que cuenta con mas de cincuenta esqueletos.

El museo cuenta también con un parque zoológico anexo de unas 25 hectáreas donde se pueden observar diferentes animales en semi-libertad, como ciervos, gamos, muflones, jabalíes, corzos, rebecos o bisontes europeos.

En definitiva una gran opción para niños y adultos.

Estación de San Isidro

Y para los amantes de la nieve, es indispensable al visita durante los fríos meses del invierno leonés a la estación de esquí de San Isidro, en el puerto homónimo.

El puerto de San Isidro se ubica en plena Cordillera Cantábrica, dentro del término municipal de Puebla de Lillo y limitando con el Principado de Asturias 

Está situada a apenas 40 kilómetros de Boñar y es sin duda, la más conocida y que más esquiadores atrae dentro de la provincia de León.

La Estación Invernal de San Isidro fue inaugurada en el año 1974 y cuenta con casi 25 kilómetros de pistas, divididas en cuatro sectores esquiables.

El Soto de Boñar

El Soto es, sin ninguna duda, el más destacado espacio natural de ocio que tiene Boñar y que especialmente en verano atrae a leoneses de toda la provincia y a turistas de otras, sobre todo de Asturias.

Esta situado en la ribera del río Porma y cuenta con una extesna zona verde, área de juegos para niños, polideportivo con campos de fútbol, tenis o baloncesto, bolera y un concurrido bar con terraza.

Además, dentro de recinto del Soto de Boñar, se encuentran también las piscinas municipales y el camping, lo que le confiere aún más atractivo.

Un hórreo con historia

En la vecina localidad de Las Bodas, a apenas 4 kilómetros de Boñar, se encuentra es que es considerado como el hórreo más antiguo de España.

Datado en el siglo XVII, fue incluido en el ñao 2020 dentro del catálogo de Bien de Interés Cultural de la Junta de Castilla y León,

Fiestas y gastronomía

Boñar celebra sus fiestas en verano, en torno al 16 de agosto, festividad de su patrón San Roque.

Pero sin duda, el día del año que más gente atrae a Boñar el es 12 de octubre, que es cuando tiene lugar la Feria de Nuestra Señora del Pilar.

Durante muchos años, esta feria se convirtió en el lugar que reunía a agricultores de toda la comarca y de la Montaña Oriental leonesa para vender los productos.

Hoy en día sigue siendo igual de popular pero convertida en la oportunidad de conseguir productos de todo tipo (no solo alimentos) al mejor precio en los cientos de puestos disponibles.

Y desde luego, si te acercas a Boñar es indispensable que disfrutes de su gastronomía, marcada por el entorno que rodea la villa: la montaña y el rio Porma.

Por eso, en la gastronomía de Boñar no faltan los guisos basados en carne de caza o los muchos platos donde la trucha es la protagonista.

Por supuesto, en una localidad de montaña como esta no faltan los embutidos más tradicionales de León como el chorizo o la cecina, ni podemos olvidar algunos productos de temporada como las setas de San Jorge.

Y para rematar, el dulce m´ás tradicional y único de la localidad, los Nicanores de Boñar, unos exquisitos hojaldres que se siguen elaborando siguiendo el mismo proceso artesanal y los mismos ingredientes que cuando se crearon por Nicanor Rodríguez a finales del siglo XIX.

nicanores
Nicanores de Boñar

Como veis Boñar tiene mucho que ofrecer al visitante, si aún no lo has hecho te invitamos a acercarte a esta villa leonesa.

También te animamos, como siempre, a dejar tus comentarios en este post y a compartirlo en redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *