valle-sajambre-espectaculo-naturaleza

El Valle de Sajambre, naturaleza en estado puro

El Valle de Sajambre, situado dentro del Parque Nacional de Picos de Europa es uno de los valles más bonitos de España, que nos ofrece naturaleza en estado puro.

En concreto, el Valle de Sajambre se ubica en la cabecera del río Sella, al nordeste de la provincia de León y como decimos en el corazón de los Picos de Europa, en plena Cordillera Cantábrica.

De hecho, conforma junto con el Valle de Valdeón la Vertiente leonesa del Parque Nacional de Picos de Europa.

En cuanto a las poblaciones que lo integran son 5: Oseja de Sajambre (municipio y pueblo principal), Pío de Sajambre, Ribota de Sajambre, Soto de Sajambre y Vierdes de Sajambre.

Hoy te invitamos a descubrir con nosotros todo lo que te puede ofrecer este hermoso valle de la montaña leonesa.

valle-de-sajambre
Valle de Sajambre

Paraíso natural

Que nos disculpen los asturianos si tomamos prestado el famoso eslogan que utilizan para promocionar su provincia, pero nosotros también podemos afirmar que el Valle de Sajambre es todo un paraíso natural.

Se trata de un valle que merece la pena descubrir poco a poco y en diferentes estaciones, ya que siempre conseguirá sorprendernos.

El Valle de Sajambre manifiesta con claridad que nos encontramos en los Picos de Europa y para recordarlo, están esas cumbres de roca caliza, adornadas gran parte del año con una nieve que parece perpetua.

Como contraste, las laderas del valle ofrecen colores intensos que van cambiando en función de la estación del año en que estemos, por las extensas zonas de bosque presentes.

Destacan en este sentido los hayedos, acompañados por ejemplares de roble y abedul, algunos de estos centenarios, así como de otras especies arbóreas.

Y sobre los se extienden de igual manera amplias zonas de pasto como transición hacia esas cimas de caliza blanca ya anteriormente comentadas.

Por lo tanto si eres un amante de la naturaleza, el Valle de Sajambre es, sin duda, una visita obligada de la que podrás disfrutar.

Cuna del río Sella

El Valle de Sajambre no podría entenderse sin la destacada presencia de un rio que lo atraviesa, el río Sella.

Porque hablar del Sella es hacerlo de un característico río de montaña que presenta un lecho abrupto, grandes bloques y frecuentes cascadas.

Gran parte de este recorrido montañoso se libra en el Valle de Sajambre, donde crece y gana fuerza rece en fuerza hasta abandonar el valle por el Desfiladero de los Beyos camino hacia su desembocadura en el Mar Cantábrico.

Y es que el río Sella supera un desnivel de casi 1.100 metros desde su nacimiento en las fuentes de La Junsella y El Infierno en los altos de Pontón, hasta Angoyo en la frontera con Asturias (apenas a 350 metros sobre el nievel del mar).

No es de extrañar que este hermoso valle leonés haya sido prácticamente modelado por el cauce del río Sella.

Es sobre todo en las épocas de deshielo, después del invierno, cuando el Sella muestra todo su poderío y cuando nos podemos deleitar con sus poderosos torrentes y hermosas cascadas a lo largo del valle.

Y el culmen de esta muestra de fuerza lo tenemos en el Desfiladero de los Beyos, un profundo y estrecho cañón fluvial de 12 km de largo situado en la parte mas baja del valle, que nos ofrece un espectáculo digno de ver.

desfildero-bellos
Desfiladero de los Bellos

Que más ver en el Valle de Sajambre

Sajambre nos ofrece por lo tanto, multitud de paisajes muy disfrutables por personas de todas las edades y durante todo el año, pero no nos podemos quedar solo con eso y merece bien la pena acercarse a sus pueblos, sus tradiciones o su gastronomía.

A continuación de enumeramos algunas visitas o quehaceres imprescindibles dentro del valle para que te pierdas nada:

Increíbles miradores

En un lugar de montaña como es este, no cabe duda que los miradores son lugares de visita que no te puedes perder y que aquí te dejarán sin palabras.

El primero que os recomendamos el es mirador de Oseja de Sajambre, un mirador que nos ofrece inmejorables vistas del valle y al que se accedes desde un ensanche de la carretera N-625, que comunica Riaño con Oseja de Sajambre, pasando por el Puerto del Pontón.

Y el segundo es el mirador de Los Porros, otro que nos deslumbra con unas vistas privilegiadas de Oseja de Sajambre y de los principales picos de la zona, al que además se puede acceder realizando una ruta de 45 minutos desde la localidad de Soto de Sajambre.

Las tradicionales majadas

La principal y más tradicional ocupación de los pobladores de Sajambre ha sido desde siempre la ganadería en régimen extensivo.

Esta ganadería constituye uno de los principales motores económicos del valle, gracias a las excelentes carnes, a la leche y unos quesos muy apreciados gastronómicamente hablando.

Y como muestra de esta actividada tenemos una destacada cantidad de majadas de pastoreo dispersas a lo largo y ancho de todo el valle.

Una de estas, convertida en llamativa ruta, es la Majada de Vegabaño: es uno de los lugares más bonitos de los Picos de Europa leoneses y se trata de una ruta unos 3 km de longitud que discurre por un lugar de singular belleza.

La ruta empieza en la zona alta de Soto de Sajambre y transcurre de forma paralela al río Aguera.

Además desde esta majada podemos acceder a diversas ascensiones como la ascensión al Pico Jario, a La Cotorra del Escobaño o al Carbonero. 

Conocer los pueblos de Sajambre

Pero si no te quieres quedar solo con la naturaleza y también te apetece descubrir alguna de las poblaciones del valle y a la gente que las habita, una de las mejores formas es recorrer el sendero «Pueblos de Sajambre».

Esta ruta comunica 3 de estos pueblos, Oseja, Soto y Ribota, tiene una extensión de 10 kilómetros en un recorrido circular que se puede hacer en unas 5 horas y para el que hay que estar un poco en forma.

Arranca en el puerto del Pontón hacia Cangas y podrás descubrir estos tradicionales pueblos y a la vez atravesar bosques y majadas, maravillándote con las colosales cumbres que nos rodean y con el murmullo constante de los arroyos que nos acompañan.

Imprescindible en Oseja de Sajambre acercarse a la ermita de San Roque, situada a las afueras del pueblo y que data del siglo XVI, aunque fuera reconstruida por los lugareños en el año 1703.

ermita-san-roque
Ermita de San Roque

Y en Soto de Sajambre, merece la pena visitar el Museo Escuela Félix de Martino, que a principios del siglo XX fuera una escuela fundada por el sajambriego Félix de Martino, emigrante que hizo fortuna en México.

A día de hoy es un museo que alberga, entre otras cosas, un jardín botánico con numerosas especies, la Fábrica de la Luz (en funcionamiento entre 1925 y 1970) o un molino.

De todos modos para una información más completa de esta ruta te recomendamos que leas este post del blog Siempre de Paso.

En todo caso por mucho que te digamos nosotros, la mejor forma de conocer el Valle de Sajambre es visitándolo, así que te animamos a hacerlo y si ya lo has hecho, por favor, deja tu comentario y dinos lo que no podemos perdernos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *