valle-valdeon-mucho-mas-que-ruta-cares

El valle de Valdeón, mucho más que la ruta del Cares

Ubicado dentro del impresionante entorno de los Picos de Europa, el valle de Valdeón tiene mucho que ofrecer al visitante ¿Lo descubres con nosotros?

Majestuosos y escarpados picos, extensas y frondosas praderas, la continua presencia del río Cares, miradores cuyas vistas te dejan sin palabras, 8 pueblos de montaña con encanto, tradición, historia y cultura, una gastronomía única… ¿Qué mas puedes pedir?

Te invitamos a recorrer el valle de Valdeón en este viaje virtual para descubrir todo lo que puede ofrecerte y para que luego te animes a vivirlo en persona.

Geografía del valle de Valdeón

El valle de Valdeón, uno de los que presenta más profundidad en nuestro pais, forma parte del Macizo Central y Occidental, uno de los tres macizos que conforman el Parque Nacional de Picos de Europa. Bien rodeado de cumbres que superan los 2000 metros de altura,

Como resaltábamos el valle de Valdeón se encuentra rodeado de vertiginosas montañas que superan los 2.000 metros de altura, siendo la Torre del Llambrión con sus 2.642 metros la peña más elevada de todas.

Dos son los accesos al valle de Valdeón, los angostos puertos de Panderruedas y Pandetrave, situados a 1.450 y 1.562 metros de altura respectivamente.

Una vez franqueados, un interminable zigzag de curvas, para sortear el acusado desnivel, nos lleva hasta el fondo del valle disfrutando de un inmejorable paisaje.

Patrimonio y etnografía

El patrimonio y la etnografía del Valle de Valdeón están estrechamente unidos a la historia de su población y su relación con este territorio montañoso, buscando el máximo aprovechamiento de los recursos que esta ofrece.

En este sentido, destacan 3 tipos de construcciones muy representativas de la zona y que son reflejo de este estilo de vida:

El chorco de los lobos

El chorco de los lobos es una construcción que tiene más de 400 años de historia y se trataba de una trampa destinada a atrapar a este depredador.

Y es que durante muchos años, el lobo fue el principal depredador del ganado que pastaba en el valle, especialmente durante el invierno cuando las zonas más altas del valle estaban cubiertas de nieve y los lobos descendían en busca de alimento.

Su importancia fue tal que se redactaron para su regulación las llamadas “Ordenanzas de Montería”, donde se detallaba el sistema empleado, se especificaban las funciones a desempeñar por cada persona o las obligaciones relativas al mantenimiento del chorco.

chroco-de-lobos
El chorco de los lobos

Las majadas

Las majadas son pequeñas construcciones elaboradas en piedra y que ya sea de forma dispersa o agrupada, se utilizan como refugio del ganado y de los pastores durante los meses de verano

Muy habituales en las zonas altas del Valle de Valdeón forman ya parte del paisaje, destacando entre las amplias y verdes praderas.

Una de las labores habituales en las majadas era el ordeño de la vacas o las cabras al atardecer. Posteriormente esta leche, se utilizaba para la elaboración de manteca y, por supuesto, del producto más reconocido de la zona, el queso de Valdeón.

Los hórreos

Los hórreos son un tipo de construcción muy tradicional y típica en todo el norte de la Península Ibérica, destinadas al almacenamiento y conservación de las cosechas, ya que al estar elevadas se aislaban de la humedad y de la posible presencia de animales.

Se trata de construcciones de madera, de planta cuadrangular o rectangular y separada del terreno por cuatro pilares de piedra o madera de forma piramidal, (pegollos).

Cada pegollo se corona con una gran piedra circular denominada «tornarratas» que sirve para evitar el acceso de los roedores al interior del hórreo.

En el valle de Valdeón podemos encontrar unos 80 hórreos repartidos entre los ocho pueblos de este y los cuales han sido declarados Bien de Interés Cultural.

Los pueblos del valle de Valdeón

Son 8 los pueblos que conforman el valle de Valdeón, 8 pueblos de montaña cuyo punto fuerte desde el punto de vista turístico es, precisamente, ese espectacular entorno en el que se encuadran.

Estos pueblos con encanto son: Caín, Caldevilla de Valdeón, Cordiñanes de Valdeón, Los Llanos de Valdeón, Posada de Valdeón, Prada de Valdeón, Santa marina de Valdeón y Soto de Valdeón.

Posada de Valdeón es la capital del municipio y el centro turístico del propio valle, ya que en esta localidad se localiza la Oficina de Información del Parque Nacional Picos de Europa.

Del resto de pueblos, quizás el más conocido sea Caín, por ser el punto de partida de numerosas rutas de senderismo, entre ellas la transitada ruta del Cares que la une con Poncebos en Asturias.

Los miradores del valle de Valdeón

Una de las mejores formas de disfrutar de los impresionantes paisajes del Parque Nacional de los Picos de Europa es a través de algunos de los miradores situados en el valle de Valdeón.

Son concretamente 6 los miradores en este valle que nos ofrecen unas privilegiadas panorámicas:

  • Mirador de Pandetrave: Situado en el puerto homónimo a 1.562 metros de altitud y desde donde podemos contemplar tanto el Macizo Occidental como el Macizo Central de los Picos de Europa.
  • Mirador de Valdeón: Situado entre el puerto de Panderruedas y el pueblo de Posada de Valdeón, nos ofrece unas increíbles vistas del valle de Valdeón.
  • Mirador de Santa Marina: Situado en la carretera de acceso a Posada de Valdeón por el puerto de Pandetrave, ofrece una panorámica del pueblo de Santa Marina y de los bosques mixtos que lo rodean con el Macizo Occidental al fondo.
  • Mirador del Tombo: A un kilómetro del pueblo de Cordiñanes, en la carretera que une Posada de Valdeón con Caín es, posiblemente, el mirador más visitado de los seis al estar dentro de la ruta del Cares. Desde este mirador podemos ver el Macizo Central, la zona de Pambuches en el Macizo Occidental y el pueblo de Cordiñanes.
  • Mirador de la Cruz: Se puede acceder a el, tanto desde Posada de Valdeón como desde la Prada y ofrece vistas excepcionales de varios pueblos del Valle de Valdeón y de los Macizos Occidental y Central de los Picos de Europa.
  • Mirador de Piedrashitas: Ubicado a unos 15 minutos a pie del punto mas alto del Puerto de Panderruedas, es uno de los que mejores vistas del valle de Valdeón nos ofrece, con la presencia imponente del Macizo Central.
mirador-del-tombo
MIrador del Tombo

¿Qué más nos ofrece el valle de Valdeón?

Y si todo lo que os hemos relatado os parece poco, el valle de Valdeón tiene aún más cosas que ofrecer al vistitante.

Por ejemplo, tenemos los hayedos de Asotín y Cuesta Fría, auténtica maravilla de la naturaleza y que en el año 2017 fueron reconocidos como Patrimonio de la Humanidad dentro de la categoría de «Hayedos primigenios de los Cárpatos y otras regiones de Europa».

También imprescindibles en el valle las innumerables rutas de senderismo y montañismo disponibles, más allá de la ruta del Cares y destacando por ejemplo, para los más experimentados la Vía Ferrata de Valdeón, la primera ferrata en toda España ubicada dentro del territorio de un Parque Nacional.

Y para reponer fuerzas, hay que hablar de la gastronomía del valle de Valdeón, basada en la cocina tradicional de la alta montaña leonesa.

Predominan en ella las carnes de caza y también las carnes rojas obtenidas de las ganaderías ovina, caprina y vacuna.

También destacan los embutidos, tan importantes en la gastronomía leonesa, siendo reseñable entre ellos por su peculiaridad la androja caineja.

Pero si hay un producto característico de la gastronomía de la zona es el queso de Valdeón, que ha sido reconocido varias veces como el mejor queso azul de España.

Ahora solo falta que prepares tu mochila y te acerques a disfrutar de esa maravilla que es el valle de Valdeón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *