igp-pimiento-asado-bierzo

I.G.P. Pimiento Asado del Bierzo

El pimiento asado del Bierzo es uno de los productos más reconocidos y apreciados de la gastronomía berciana y por ende de la leonesa, un producto que aún hoy en día se elabora de forma tradicional.

Y es que si preguntamos a cualquier productor de este exquisito manjar por los secretos de su elaboración, sin duda nos hablarán de esa elaboración tradicional, de la elección de una buena leña para su asado y por supuesto, de la materia prima, el pimiento.

Hoy te invitamos a viajar con nosotros a la comarca berciana y a descubrir todo lo que rodea a este producto típico de su gastronomía: el pimiento asado del Bierzo.

Un poco de historia

Si hablamos de la propia materia prima, el pimiento, este se empieza a cultivar en El Bierzo a mediados del siglo XVII, con muy buenos resultados gracias al clima suave favorable de la comarca.

En esos primeros años, parece ser que el pimiento se secaba al sol para su conservación y posterior consumo y no sería hasta el año 1669 cuando se empezó a asar.

A partir de ahí la producción de pimientos asados se empezó a popularizar y fueron las pimenteras, amas de casa bercianas que lo elaboraban, quienes iniciaron fomentaron y transmitieron esta tradición de generación en generación.

De hecho, le propio ayuntamiento de Ponferrada, quiso homenajear a estas mujeres al crear una plaza con glorieta en honor a las pimenteras presidida por una escultura de bronce en la que aparecen cuatro mujeres de cerca de dos metros de altura pelando pimientos.

La fama del pimiento asado del Bierzo fue creciendo a nivel nacional y así, por ejemplo, el filósofo, pensador político y escritor clave en la Ilustración española, Jovellanos, aludía en su diario en el año 1792 al pimiento de Bembibre en su viaje por el Bierzo.

La elaboración del pimiento asado del Bierzo a nivel industrial, se produjo en el año 1818, con la fundación de la primera industria artesanal conservera de este producto.

pimiento-asado-bierzo
Pimiento Asado del Bierzo

Ya entrados en el siglo XX, el pimiento asado del Bierzo trasciende fronteras al participar en el año 1900 en la Exposición Universal de París.

El 12 de Noviembre de 2002 se concede la Indicación Geográfica Protegida «Pimiento Asado del Bierzo» y se crea su Consejo Regulador.

Y actualmente son 8 empresas las inscritas en el Consejo Regulador de la IGP Pimiento Asado del Bierzo y que podéis ver en este enlace.

¿Cómo se elabora?

La elaboración del pimiento asado del Bierzo para por diferentes fases, siendo la primer de ellas la de la recolección del pimiento.

Esta se hace de forma manual y escalonada buscando siempre que los pimientos recolectados, tengan una serie de caracteres físicos, morfológicos y de calidad que se ajusten a los estándares dictados por la I.G.P.

De hecho, antes de ser almacenados, los pimientos que no cumplen con las condiciones exigidas son eliminados.

En estos almacenes, que deben permanecer totalmente secos y libres de olores extraños, los pimientos permanecen un máximo de entre 5 y 10 días (duran más si se almacenan en cámaras de conservación).

La segunda fase, especialmente clave, es la del asado y pelado manual.

Para el asado de los pimientos se puede utilizar tanto el horno como la plancha y el combustible usado podrá ser leña de encina, roble, chopo o castaño (como desde su origen) o gas propano o natural (cuando pensamos en el horno).

Una vez asado se procede a descorazonar cada pimiento, eliminando bien todas las semillas y a su pelado, que se hace siempre de forma manual y artesana.

Finalmente se procede al envasado del pimento asado que se realiza en envases de vidrio o metal.

El caldo de gobierno que acompaña a los pimientos asados dentro del envase es el propio jugo que desprende el pimiento cuando se asa.

Luego a este caldo cada productor le puede adicionar sal, aceite de oliva o de semillas, zumo de limón… según su propia receta o incluso guindilla en el caso de los picantes.

Una vez envasados, se someten a un tratamiento térmico de esterilización para su perfecta conservación y ya están listos para su distribución.

Indispensable en tus recetas

El pimiento asado del Bierzo es uno de los estandartes de la gastronomía leonesa, y más allá de su calidad y elaboración tradicional, destaca también por su versatilidad culinaria.

Así, por ejemplo, es un producto perfecto como guarnición para acompañar a todo tipo de carnes y pescados.

Ingrediente ideal así mismo para darles a las ensaladas mucho más sabor y riqueza.

Acompañar unos pimientos asados del Bierzo con unas buenas anchoas y queso fresco, es un aperitivo con el aciertas seguro.

Cómo no, puedes utilizar los pimientos asados del Bierzo enteros, para preparar unos deliciosos pimiento rellenos.

Y a partir de ahí, el límite es tu imaginación, ya que puedes utilizarlo en pasteles, lasañas, revueltos, pudíns, croquetas…

Os dejamos como muestra la receta de una deliciosa ensalada berciana, que hemos sacado de la propia página web de la I.G.P. Pimientos asados del Bierzo:

Los ingredientes son: 1 tarro de Pimientos Asados del Bierzo, 8 anchoas en conserva, 200 gramos de ventresca de atún, aceite de oliva y sal.

Para la elaboración colocamos los pimientos en tiras y las anchoas en un plato alrededor y en el centro la ventresca. Aliñamos al gusto con aceite de oliva y sal y listo.

ensalada-berciana
Ensalada berciana

y vosotros ¿Sois de los que siempre tenéis en vuestra despensa un tarro de pimientos asados del Bierzo? Dejar vuestros comentarios.

2 thoughts on “I.G.P. Pimiento Asado del Bierzo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *