cueva-llamazares-tesoro-descubrir

La Cueva Llamazares, un tesoro por descubrir

En la homónima localidad de Llamazares, dentro del municipio de Valdelugueros, encontramos una maravilla para muchos aún por descubrir, la Cueva Llamazares.

La Cueva Llamazares se sitúa en la población de Llamazares, perteneciente al municipio de Valdelugueros, en plena cordillera Cantábrica y bastante próxima a otra cueva, por cierto, mucho más visitada como es la cueva de Valporquero.

Y es que poco más de 30 kilómetros separan la Cueva Llamazares de la cueva de Valporquero, esta segundo más grande, más conocida y por lo tanto mucho más visitada. Y quizás es por esto por lo que la Cueva de Llamazares ha pasado durante mucho tiempo desapercibida incluso para muchos leoneses.

Sin embargo, ello no es ápice para desmerecerla ni mucho menos, ya que se trata de una cueva de increíble belleza y que bien merece que nos acerquemos a conocerla.

Así que para abrir boca, te vamos a acercar a la Cueva de Llamazares y así descubras todo lo que puede ofrecerte:

Visitar la cueva

La Cueva de Llamazares es también conocida como la cueva de Coribos y como hemos dicho ya anteriormente se localiza en el homónimo pueblo de Llamazares, que pertenece al municipio de Valdelugueros, en el norte de la provincia de León y a tan solo 57 kilómetros de la capital leonesa, lo que te llevaría una hora de viaje en coche aproximadamente.

Situada en la vertiente sur de la Cordillera Cantábrica y a 1.475 metros sobre el nivel del mar, esta cueva de origen kárstico nos ofrece una increíble sucesión de galerías y cavernas en donde lo más destacado, al margen de las siempre llamativas estalactitas, son sus formaciones coraliformes, no solo por su espectacularidad, sino por su abundancia, lo que no es tan común en este tipo de cuevas.

formaciones-coraliformes
Formaciones coraliformes

En lo referente a la visita a la Cueva Llamazares, constaría de 2 partes:

La primera parte es una ruta de 1 kilómetro a través de un pintoresco sendero desde las faldas del monte Coribos (situado en la zona norte del pueblo de Llamazares) y hasta la entrada de la cueva. Este trayecto, y dependiendo de la ligereza con la que se haga, nos puede llevar entre 25 y 35 minutos.

La segunda parte es la propia visita guiada al interior de la cueva, que haremos con un casco e iluminación frontal y donde el experto guía que nos acompañe, nos explicará la historia de la cueva y todos los procesos que llevaron durante miles de años a la formación de las galerías, estalactitas, colariformes y demás formaciones que encontramos en la cueva.

Esta visita guiada por dentro de la cueva, que tiene forma topográfica de «H», tiene una distancia de 700 metros y se realiza en una hora aproximadamente. Muy a destacar en el interior de la cueva, la ambientación que nos ofrece la iluminación de esta y es que hay que señalar que la Cueva Llamazares ha sido pionera a la hora de mostrar la fluorescencia de los minerales con luz negra.

Las visitas a la cueva comienzan por Semana Santa y posteriormente de forma ininterrumpida todos los fines de semana desde mayo hasta septiembre (ambos incluidos), aunque durante los meses de julio y agosto abre todos los días.

Para visitar la cueva lo más recomendable es reservar día y hora llamando al número de teléfono (+34) 646 338 816. En todo caso y dada la situación que estamos viviendo actualmente por la pandemia del COVID-19, la mejor forma de estar informado de la actualidad de la cueva es a través de su página de Facebook, donde publican con mucha regularidad. Aquí os dejamos el enlace a la misma: Página de Facebook Cueva Llamazares.

El entorno de la cueva

La Cueva Llamazares está ubicada en el maravillosos entorno natural de los Argüellos, comarca de la montaña central leonesa y que fuera declarada en el año 2005 Reserva de la Biosfera, una de las 7 que hay en la provincia de León.

Desde el punto de vista geológico, podemos destacar las Hoces de Valdeteja y las Hoces de Vegacervera, unas espectaculares gargantas en macizos de roca caliza que han sido conformadas por la fuerza del agua de los ríos Torío y Curueño con el paso de los siglos.

hoces-vegacervera
Hoces de Vegacervera

Para los amantes de la naturaleza y el senderismo, entre las muchas rutas de la zona, es especialmente llamativa la ruta de las cascadas del río Faro, paralela a este río y con origen en la localidad de Redipuertas. En ella disfrutaremos de hasta 8 cascadas, alguna de ellas superando los 5 metros de caída.

Y para los deportistas, muchas alternativas tenemos en la zona, desde trail running por increíbles parajes, deporte de nieve en la estación de esquí de San Isidro, espeleobarranquismo en la cueva de Valporquero, pesca en los ríos Torío y Curueño o escalada en roca en las hoces de Valdeteja y Vegacervera.

Ya desde la entrada de la cueva de Llamazares, podemos divisar una buena parte de este entorno sin igual, como el hayedo que comunica Llamazares con Redilluera o la imponente silueta del pico Bodón con sus 1.959 metros de altitud, que nos invitan a descubrir todo lo que la zona nos ofrece.

Así que esperamos que esta breve aproximación a la cueva de Llamazares te hay gustado y sobre todo te anime a visitarla y ya de paso a disfrutar del su espectacular entorno natural.

2 thoughts on “La Cueva Llamazares, un tesoro por descubrir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *