mantecadas-de-astorga-dulce-manjar

La mantecada de Astorga, un dulce manjar

Hoy nos acercamos a la comarca de la Maragatería para descubrir uno de los dulces más reconocidos de la gastronomía leonesa, la mantecada de Astorga.

Y es que León destaca, entre otras muchas cosas, por su rica y variada gastronomía, entre la que encontramos también algunos dulces y productos de repostería, que nos alegran el paladar.

Dentro de ellos, las mantecadas de Astorga, que cuentan con el sello de calidad de Indicación Geográfica Protegida (I.G.P.) están entre los más conocidos y apreciados.

Por eso, hacemos hoy nuestro particular homenaje a este delicioso y dulce manjar, por eso hoy os hablamos sobre la mantecada de Astorga.

Historia de la mantecada de Astorga

Como suele pasar en la mayoría de las ocasiones cuando de encontrar el origen exacto de una receta o elaboración se trata, no existe una respuesta fehaciente al respecto.

Si que hay ciertos indicios que apuntan a que las mantecadas astorganas podrían haber surgido en el siglo XIX en el interior del convento astorgano de Sancti Spiritu.

De hecho, los maestros reposteros Máximo Matheo y Francisco Calvo, que eran proveedores del Seminario Astorgano durante las fiestas De Navidad, ya dejaron testimonio en el año 1805 de la receta de la mantecada.

Al parecer sería una monja de propio convento, María Josefa González Prieto, quien abandonó la congregación y empezó a comercializarlas.

Ya en el año 1850 la mantecada de Astorga empieza a tener fama y se comercializa a través varios pequeños obradores, que eran conocidos como «morunos».

A partir de ahí su importancia fue creciendo y ya se empezó a elaborar en fábricas de mayor tamaño. En este sentido en el Anuario Bailly-Bailliere, del año 1891, se contabilizan ya hasta 12 fabricantes de mantecadas.

Otro dato curioso que habla de la importancia que tuvo la fabricación de mantecadas en Astorga, es el curioso oficio de las cajilleras, cuya labor no consistía en otra cosa sino en plegar los cuadrados de papel que servían de molde y envase de cada mantecada.

mantecada-astorga
Mantecadas de Astorga

Receta de las mantecadas de Astorga

Si hay algo de lo que pueden presumir los fabricantes actuales de la mantecada de Astorga es que se mantiene tanto la receta original como el proceso de elaboración, igual que hace más de 200 años cuando se hicieron las primeras.

La única diferencia puede estar en el uso de mantequilla o manteca de cerdo, en lugar de manteca de vaca, que es lo que se usaba en la receta original y que es más difícil de encontrar que estos 2 sustitutivos.

Aquí va en todo caso la receta:

Ingredientes

  • 12 huevos
  • 500 de azúcar blanca
  • 500 gramos de harina
  • 500 gramos de manteca de vaca
  • Una cucharadita de canela en polvo

Elaboración

En un bol amplio, agregamos el azúcar y la manteca templada y batimos bien, mientras vamos añadiendo los huevos, de uno en uno, mientras seguimos batiendo.

Cuando este todo bien batido añadimos poco a poco la harina tamizada (pasada por un colador) y la cucharadita de canela en polvo y lo batimos hasta crear una masa uniforme.

Es el momento entonces de incorporar la masa a los moldes, que se rellenarán ayudándonos de una cuchara pero solo hasta la mitad, ya que la masa crece al cocerse.

Con el horno ya precalentado, las introducimos en este y las dejamos cocer durante 12-15 minutos o hasta que veamos que están doradas por la parte superior.

Las sacamos del horno entonces, las dejamos enfriar y…¡Listas para comer!

Por cierto, que si no quieres comprar los moldes y te animas a hacerlos tu mism@ en este vídeo te explican como se hace, es muy sencillo:

¿Cómo disfrutar de las mantecadas de Astorga?

Las mantecadas de Astorga son un dulce que apetece en cualquier momento, desde el desayuno, para aportarte esa energía que necesitas por la mañana, a la merienda o como postre de comidas y cenas.

Solas o mojadas en la leche, el café o el chocolate, no importa, están riquísimas en todo caso.

Pero si hay un postre típico en tierras astorganas y que suele coronar, además, un buen cocido maragato, son las natillas con mantecada de Astorga, que como su nombre indica, son unas natillas caseras, mas bien liquiditas en las que se sumerge una mantecada y que están espectaculares.

Y a ti ¿Cómo te gustan más? ¿Las sueles comer? ¿Las has preparado caseras alguna vez? Comenta en este post y te publicaremos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *