la-fama-merecida-chocolate-astorga

La merecida fama del chocolate de Astorga

Varios siglos de historia, elaboraciones tradicionales que se han mantenido con el paso de los años y mucho amor a este producto, le han dado la fama que se merece al chocolate de Astorga.

Porque si pensamos en la gastronomía de Astorga, sin duda a todos nos viene a la cabeza el cocido maragato, como su buque insignia, pero también hay otros dulces manjares por los que la capital maragata es muy conocida.

Hablamos por ejemplo de las mantecadas de Astorga, que cuentan con el sello de calidad de Indicación Geográfica Protegida (I.G.P.) o los hojaldres, otro dulce muy típico en la villa.

Pero sin duda, el chocolate de Astorga no se queda atrás y pocos son los visitantes que se van de esta localidad sin llevarse unas cuantas tabletas de recuerdo a su casa.

Por eso hoy queremos hacer el merecido homenaje al chocolate de Astorga, adentrándonos en su historia y en lo que nos ofrece hoy en día.

chocolate-astorga
Chocolate de Astorga

Historia del chocolate en Astorga

El origen de la tradición chocolatera en Astorga se remonta tanto como la entrada del cacao en España, en el siglo XVI y de la mano del conquistador Hernán Cortés.

Aunque no se tiene constancia del año concreto, si que se sabe que Astorga fue una de las primeras ciudades de España a las que llegó el cacao, seguramente por las relaciones existentes entre la nobleza local con el propio Hernán Cortés.

Para el auge del cacao en Astorga y la evolución posterior de la industria chocolatera habrían confluido varios factores.

Uno de ellos es la tradición mercantil de la comarca, donde los arrieros maragatos tuvieron mucho que decir en la llegada del cacao desde el otro lado del Atlántico a la zona y luego en la distribución del chocolate elaborado en Astorga haca diversos puntos del pais.

También la iglesia jugó un papel relevante y es que la Diócesis de Astorga promovió su consumo entre el clero, llegando incluso a lograr una bula papal para su consumo en Cuaresma (el chocolate líquido, al considerarse bebida y de esta forma no rompiendo el ayuno).

El tercer factor que ayudó a florecer la industria del chocolate en Astorga fue puramente climatológico y es que el clima frío y seco durante buena parte del año en la región, facilitaba la conservación del producto, una vez elaborado, en una época en la que no existían las cámaras frigoríficas.

Ya en el siglo XVIII la fama del chocolate de Astorga era tal, que llegaban a la villa trabajadores de otras provincias españolas para aprender el oficio de chocolatero.

Hay que decir que por entonces, el chocolate era considerado un producto casi de lujo, consumido casi en exclusiva en las altas esferas económicas y políticas.

Sería ya en el siglo XIX y principios del XX cuando se desarrolló en Astorga una próspera industria chocolatera, llegando a contar la ciudad con hasta 49 fábricas en el año 1914.

El prestigio de las familias chocolateras de Astorga era tal que durante años suministraron chocolate a la Familia Real en Madrid.

A día de hoy el número de productores es mucho menor, pero los que están, siguen manteniendo viva la tradición chocolatera astorgana y siguen dando fama a este dulce producto.

El Museo del Chocolate

Y ante tanta historia, nada mejor que un museo para descubrir todos los entresijos de este maravilloso producto y su evolución con el paso de los años.

Así, surge en el año 1994 el Museo del Chocolate de Astorga, bajo la iniciativa del empresario José Luis López y emplazado en la calle José María Goy, en el centro de la ciudad.

Posteriormente, en el año 2015 se trasladó a su ubicación actual en la avenida de la Estación, buscando un edificio más accesible y sobre todo con más capacidad para albergar las más de 11.000 piezas recopiladas hasta ese momento.

edificio-Museo-del-Chocolate-de-Astorga
Edificio del Museo del Chocolate

Se trata de un museo único en España. que alberga objetos de diferentes épocas, siempre relacionados con el mundo del cacao y del chocolate, así como con la historia del chocolate en Astorga.

El museo está dividido en nueve salas (5 en la primera planta y otras 4 en la segunda), que nos permiten conocer en profundidad el mundo del chocolate desde diferentes puntos de vista y son estas:

  1. Entrada y recepción: En esta sala se recrea una antigua tienda de chocolate, se exponen también los planos originales del edificio que alberga el museo y está la tienda y el área de degustación.
  2. Cámara de las maravillas: En esta se expone una gran colección de piezas curiosas relacionadas con la publicidad del chocolate en diversas épocas.
  3. El cacao y los orígenes del chocolate: La sala más didáctica que profundiza en el origen del cacao, su cultivo, los países productores y consumidores de cacao o algunas curiosidades sobre el chocolate.
  4. Elaboración del chocolate: Aquí se explica las 2 formas de elaboración del chocolate en Astorga, a través de piezas, utensilios y maquinaria utilizados. En el espacio izquierdo de la sala la elaboración del chocolate a “brazo” (manual) y en el espacio derecho la elaboración “a la piedra”.
  5. Sala de usos múltiples: En esta sala se incide aún más en los procesos de elaboración del chocolate pero a través de una proyección audiovisual.
  6. El consumo de chocolate: Salad dedicada, como su nombre indica, a exponer diferentes objetos relacionados con la preparación y el consumo del chocolate a la taza, así como piezas relativas a su estilo originario como es el mexicano.
  7. La publicidad: Aquí podemos ver publicidad de chocolate en diferentes soportes, así como material promocional que se entregaba a los clientes.
  8. Familias de chocolateros: En este espacio conoceremos a las familias de chocolateros más reseñables de Astorga.
  9. La imprenta y la litografía: La litografía es un procedimiento de impresión que utilizaron las empresas chocolateras astorganas durante las primeras décadas del siglo XX para carteles, folletos… y en esta sala tenemos una buena muestra de ello.

Sin duda el Museo del Chocolate debería estar en tu agenda, si tienes previsto visitar Astorga próximamente, seguro que no te deja indiferente.

Y como colofón a este post y para refrendar aún más la fama del chocolate de Astorga, hablar del SICA, el Salón Internacional del Chocolate de Astorga.

Este evento que tuvo su primera edición en el año 2007 y que se celebra cada 2 años y que nació con la intención de convertir a Astorga en la capital del chocolate del noroeste de España.

Debido a la pandemia, tanto las ediciones de 2019, como la de 2021 no se pudieron celebrar, esperemos que pueda retomarse en 2023.

Ya tenéis una razón más para visitar Astorga, ahora solo falta acercarse a esta bonita localidad leonesa y disfrutarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *