plazas-de-leon-turisticas

Las 5 plazas de León más turísticas

Constituyen uno de los lugares más representativos de la ciudad, punto de reunión de los lugareños y de turismo de los visitantes, estas son las 5 plazas de León más conocidas.

Porque no cabe duda alguna que cada ciudad tiene sus plazas más representativas, esos puntos ineludibles donde siempre hay bullicio de gente de dentro y fuera del lugar.

Y por supuesto León tiene muchas y muy bonitas plazas, si eres leonés seguro que las conoces de sobra y las recorres cada semana y si eres un turista que va a llegar por primera vez a la ciudad tienes que conocerlas.

Así que sin mayor dilación, estas son las 5 plazas de León más importantes, según nuestro criterio, que todo turista debe visitar:

Plaza del Grano

Para muchos, la plaza más bonita de León y es que la plaza del grano con su clásico empedrado, esas casas con soportales que la rodean, su Cruz de Piedra, la llamativa fuente del Grano o la iglesia del Mercado es sin duda un punto turístico de referencia de la ciudad.

El origen de la plaza del Grano, con su empedrado medieval, su sitúa entre finales del siglo XV y principios del siglo XVI y su nombre oficial es la Plaza de Santa María del Camino.

Y entonces, el nombre de plaza del grano ¿de donde viene? Al parecer en sus orígenes esta plaza servía de punto de encuentro para los mercaderes donde hacían transacciones, especialmente, de grano y de ahí que al final acabara adquiriendo dicha denominación.

En uno de los extremos de la plaza del Grano, destaca la parte posterior de la iglesia de Nuestra Señora del Mercado o la Iglesia del Mercado como se conoce de una manera mas abreviada y que data del siglo XI.

Justo frente a la iglesia del Mercado, se levanta una cruz de piedra, elevada sobre un pedestal de tres escalones y que al parecer sirvió durante la época medieval como picota o rollo de la ciudad (lugar en donde se ajusticiaba a los reos de muerte).

Y en el centro de la plaza la fuente, representación de la confluencia de los dos ríos que pasan por la ciudad: el Bernesga y el Torío y que fuera inaugurada en el año 1.769.

plaza-del-grano
Plaza del Grano

Plaza Mayor

Bastante cercana a la plaza del grano se encuentra la plaza mayor de León, son duda otra de las plazas de León más turísticas.

En origen de la plaza mayor de León se sitúa a mediados del siglo XVII y su construcción dura unos 20 años.

La plaza mayor esta circundada en tres cuartas partes por soportales de arco sobre pilares de piedra en los que se levantan dos plantas, la primera planta con balcones corridos, mientras que la segunda los tiene independientes.

Y presidiendo la plaza, en la parte donde se interrumpen los soportales, se levanta el conocido como Edificio Mirador, que fuera antiguo consistorio de la ciudad y construido entre los años 1674 y 1677.

Antes de su construcción, el lugar donde se ubica la plaza mayor se erigía como uno de los primeros y más importantes mercados de la época medieval, hasta que un incendio en el año 1654 acabara con el y diera inicio la las obras de la plaza mayor.

Curiosamente, la plaza mayor sirve hoy en día de mercado tradicional de productos agrarios todas las semanas los miércoles y sábados.

La plaza mayor de León también es punto importante en las fiestas de San Juan y San Pedro, en las más tradicionales fiestas de San Froilán y desde luego en la Semana Santa leonesa.

Y es que por la plaza mayor discurren muchas procesiones y en ella se realiza el acto del Encuentro, el Viernes Santo durante la procesión de los Pasos, seguramente el más popular y conocido de nuestra Semana Santa.

Plaza de San Marcelo

Y si hablamos de puntos neurálgicos de la ciudad, sin duda la plaza de San Marcelo es uno de ellos, ya que se se ubica en pleno centro de León, pegada a la también conocida plaza de Santo Domingo, sirviendo de inicio de la calle Ancha y a escasos pasos de los 2 barrios por excelencia del tapeo en León: el Barrio Húmedo y el Barrio Romántico.

Son muchos los lugares que debemos destacar en la plaza de San Marcelo, empezando por ejemplo, por la fuente de estilo neoclásico que está en su centro y que fuera construida en 1786.

Esta fuente se encuentra en una zona ajardinada donde también podemos ver una gran maqueta de bronce, obra de Juan Carlos Ponga, que representa el cambio urbanístico de la ciudad desde su fundación en la época romana hasta la actualidad.

Da nombre a la plaza la iglesia de San Marcelo, cuyas obras se iniciaron en el año 1588 y finalizaron en 1628, donde destaca la torre del campanario y cuyo interior merece mucho la pena descubrir.

También importante en la plaza el Palacio de la Poridad, que también fuera sede del ayuntamiento de León y sede ahora de la policía local. Edificio cuyas obras se iniciaron en 1584 y del que se conservan los siete primeros órdenes clásicos superpuestos de la arquería norte y los cinco de la este, ya que el resto se construyó ya en la pasada década de los años sesenta.

Justo en el otro extremo de la plaza, tenemos 2 edificios importantísimos dentro del León monumental: el Palacio de los Guzmanes y la Casa Botines.

El Palacio de los Guzmanes fue obra de Gil de Hontañón, por encargo del obispo de Calahorra, don Juan de Quiñones y Guzmán, finalizándose sus obras en el año 1571 y es actual sede de la Diputación de León.

La casa Botines es un impresionante edificio de estilo modernista obra de Antonio Gaudí, construido entre 1891 y 1892 y una de las tres únicas obras fuera de Cataluña del genial arquitecto catalán, junto al Palacio Episcopal de Astorga y el Capricho de Comillas en Cantabria.

Y para finalizar decir que en 2 puntos diferentes de la plaza tenemos los bustos de 2 importantes regentes leoneses: el de Alfonso V situado al lado de Palacio de la Poridad y el de Doña Urraca, frente a la fuente ornamental.

Señalar que esta plaza es conocida popularmente en León como la plaza de las palomas, ya que en su momento estaba poblada por estas aves.

Plaza de Santo Domingo

Si preguntamos a los leoneses por una plaza emblemática de la ciudad, sin duda muchos os hablarán de la plaza de Santo Domingo y es que la frase de «quedamos en Santo Domingo» la hemos dicho los leoneses cientos de veces.

Inaugurada en el año 1904, constituye el nexo de unión entre el casco histórico y el ensanche de la ciudad.

No en vano, se uno con la catedral de León a través de la calle ancha, con la plaza de Guzmán el Bueno a través de Ordoño II y con la plaza de la Inmaculada a través de la gran vía de San Marcos.

En el centro de la plaza hay una fuente de varios chorros y la plaza está rodeada de varios edificios emblemáticos de la ciudad, muchos de ellos representativos de la arquitectura modernista de la ciudad.

Hablamos por ejemplo del edificio que alberga el Museo de León, también conocido como casa Pallarés, llamada así por el nombre del comerciante que la construyó a principios del siglo XX.

También destaca el antiguo Casino de León (1919) diseñado por Gustavo Fernández Balbuena, actualmente sede del BBVA y que llama la atención por el uso del ladrillo como único elemento en su construcción.

La Casa Roldán (1925), diseñada por el arquitecto vasco Federico Ugalde Echevarría situada en el límite oeste de la plaza o el edificio Casa Ciriaco (1912) situado al principio de la calle Ordoño II y haciendo esquina con la plaza, joya del eclecticismo español, son también muy llamativos.

plaza-santo-domingo-leon
Plaza de Santo Domingo

Plaza de San Marcos

Y finalmente dentro de las plazas de León más turísticas y destacadas, hablar de la plaza de San Marcos, situada a pies del Convento de San Marcos uno de los monumentos clave del Renacimiento español y donde destaca su increíblemente bella fachada de estilo plateresco.

El Convento de San Marcos, tiene su origen en el siglo XII cuando se construyó como hospital de peregrinos y a lo largo de los siglos tuvo diferentes usos como sede oficial de la Orden de Santiago en el Reino de León, prisión (Francisco de Quevedo fue preso en su momento), escuela de veterinaria, casa de misiones de la Compañía de Jesús, campo de concentración durante la Guerra Civil, cuartel de caballería…y actualmente parador nacional.

Como decíamos en su origen se construyó como hospital para los peregrinos que realizan el Camino de Santiago y es es que León es una de las paradas clave de la ruta jacobea y además en esta plaza confluyen el camino Francés hacia Santiago y el del Salvador hacia Oviedo. 

Precisamente en el centro de la plaza se levanta un crucero con la escultura de un peregrino descansado a sus pies como homenaje a todas las personas que cada año atraviesan nuestra ciudad en su camino hacia Santiago de Compostela.

A partir de aquí podríamos hablar de otras plazas destacadas de la ciudad como la plaza de Guzmán el Bueno, la plaza de la Regla, la plaza de la Inmaculada, la plaza de San Martín… pero eso igual lo dejamos ya para otro post.

En todo caso, para nosotros estas son las 5 plazas de León más representativas y que todo turista debe conocer. ¿Estáis de acuerdo con la elección? ¿Cuál es vuestra favorita? Dejar vuestros comentarios y compartir el post si os ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *