practicar-enoturismo-en-leon

Practicar enoturismo en la D.O. León

Cuando hablamos de enoturismo o turismo enológico, lo hacemos de esos viajes en los cuales el vino tiene un papel protagonista.

Y en un pais como España. tan diverso desde el punto de vista geográfico, paisajístico y climatológico, practicar enoturismo se ha convertido en una de las actividades turísticas con mayor demanda y crecimiento en los últimos años.

La necesidad de desconectar del ajetreo de la ciudad y de acercarse a la naturaleza es aún mayor tras la pandemia de la COVID-19 y en este sentido, el turismo enológico ofrece grandes aleternativas.

A todo esto se une la fusión de gastronomía y vinos de calidad que podemos encontrar a lo largo y ancho de nuestra geografía.

Ya sea solo, en pareja, en familia, con amigos, compañeros de trabajo… te animamos a disfrutar del turismo enológico y en este caso te invitamos a practicar enoturismo en la Denominación de Origen León.

Sobre la Denominación de Origen León

Tenemos que remontarnos muchos siglos atrás para encontrar el origen histórico de la vinicultura en León, en concreto en la época en la que el Imperio Romano dominaba la Península Ibérica y el sur de León ya contaba con importantes zonas de producción de viñedos.

Con el trascurrir de los siglos, su importancia fue creciendo, siendo ya en el siglo X uno de los principales pilares de la economía de la región y siendo uno de los principales proveedores de vino del norte de la Península Ibérica.

La tradición siempre jugó un papel importante en la elaboración de estos vinos, perdurando durante siglos la construcción de bodegas-cuevas que eran excavadas en pequeñas lomas de tierra arcillosa, formando diversas galerías en donde se producía y almacenaba el vino.

Pero si tenemos que hablar sobre los cimientos que dieron lugar a esta denominación de origen, nos tenemos que ir ya al año 1.985 cuando un grupo de cooperativas y bodegas de las zonas de Valdevimbre, Los Oteros y Cea, crean la Asociación Profesional de Viticultores, Elaboradores y Embotelladores.

Fue la base para el nacimiento de la que en su momento se denominó Denominación de Origen Tierra de León, el 27 de julio de 2007 y que desde junio del año 2017 adoptó la actual denominación de Denominación de Origen León.

d-o-leon
D.O. León

El reino del Prieto Picudo

Y si hablamos de la D.O. León y de variedades de uva, la Prieto Picudo es, sin ninguna duda, su auténtico estandarte y materia prima en la tradicional elaboración del característico vino de aguja.

La variedad Prieto Picudo, supone cerca del 70% de la superficie total del viñedo cultivado y se trata de una uva tinta de racimo pequeño y compacto, con buena resistencia a la sequía y de fertilidad medía-alta.

Otras variedades de uva cultivadas en esta denominación de origen son, por orden de mayor a menor superficie cultivada:

  • Verdejo: Representa el 6% de la superficie total de viñedo cultivado en la región. Es una uva blanca de racimos pequeños y erguidos y que ofrece una buena fertilidad
  • Mencía: Esta variedad de una tinta supone el 4% de la superficie de viñedo cultivado en la mención, siendo la principal variedad cultivada en la vecina D.O. Bierzo. Presenta uvas en racimos pequeños y compactos y tiene buena fertilidad.
  • Albarín: Uva blanca que representa tan sólo el 3% de la superficie total cultivada de viñedo, pero que merece la pena destacar por ser prácticamente única en la Península Ibérica y por la calidad de los caldos elaborados con ella. Se presenta en racimos pequeños con uva prieta y una fertilidad bastante buena.
  • Godello: Y con en torno al 1% de la superficie cultivada de viñedo en la mención tenemos la uva blanca Godello, de racimo pequeño y denso y con buena fertilidad, aunque es más sensible a la humedad y al frío.

Vinos de la Denominación de Origen León

Gracias a una privilegiada climatología, con una media de 2.700 horas de sol al año, a una tierra que destaca por su fantástico drenaje y al buen hacer de los vinicultores de la región, los vinos amparados por la D.O. León han ido ganando en prestigio cada año, siendo cada vez más apreciados. Tenemos 3 variedades principales:

  • Tintos: Elaborados a partir de un mínimo del 60% de uvas Prieto Picudo y/o Mencía, se trata de vinos muy aromáticos, con una gran persistencia en la boca y caracterizados por una acidez natural. Se recomienda oxigenarlos antes de probarlos y son ideales para acompañar todo tipo de carnes.
  • Blancos: Elaborados partiendo de un mínimo del 50% de uvas blancas de variedades Verdejo y/o Albarín y/o Godello. Estos vinos presentan colores amarillos verdosos, una acidez media, extracto seco y aromas muy frescos, siendo ideales para el aperitivo o maridados con pescados, mariscos y pastas.
  • Rosados: Elaborados a partir de un mínimo del 60% de uvas tintas de las variedades Prieto Picudo y/o Mencía, de la variedad Pietro Picudo se obtiene el afamado vino de aguja que se elabora con la ancestral técnica autóctona del “madreo”. Son vinos que destacan por su intensidad aromática y por gran versatilidad culinaria.

Practicar enoturismo en la D.O. León

La Denominación de Origen León cuenta con un total de 38 bodegas y 1400 hectáreas de viñedos.

De estas bodegas, algunas nos ofrecen visitas de turismo enológico, incluyendo actividades como recorridos a pie por el viñedo, conocer las técnicas de viticultura empleadas, descubrir los distintos tipos de vino elaborados y procesos de elaboración empleados y por supuesto finalizar las visitas con una cata de algunos de los mejores vinos de cada bodega.

Aquí tenéis la relación de las bodegas que actualmente realizan visitas de enoturismo y lo que ofrecen cada una de ellas, con sus horarios y datos de contacto.

bodegas-belote-do-leon
Bodegas Belote

Otra opción de enoturismo de la D.O. León es disfrutar de la mejor y más tradicional gastronomía leonesa en alguna de las cuevas o bodegas subterráneas de Valdevimbre, donde antes se elaboraba el vino y que ahora se han convertido en pintorescos restaurantes.

Y para entender todos los entresijos que rodean la elaboración del vino de la D.O. León hay 2 espacios culturales que puedes visitar.

Por un lado, tenemos en la propia localidad de Valdevimbre el Centro de Interpretación del Vino, también conocido como Museo del Vino, que se ubica en una cueva de más de 300 años y donde se profundiza en el conocimiento de la uva Prieto Picudo.

Por otro lado, en Gordoncillo, una pequeña localidad perteneciente a la comarca de Vega del Esla, tenemos el Centro de Interpretación de la Viña y el Vino, en donde se puede conocer la tradición vitivinícola de esta zona.

En definitiva, si te gusta el vino, la cultura y la gastronomía, practicar enoturismo en la D.O. León es sin duda una buena alternativa para ti, no pierdas la ocasión de hacerlo.

Esperamos que te haya gustado este post y si es así, te animamos a que nos dejes un comentario y también a que lo compartas en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *