torio-pequeño-gran-rio-leones

Río Torío, ese pequeño gran río leonés

En la montaña central leonesa podemos encontrar uno de los ríos más destacados de la provincia, no por su gran tamaño, pero si por otras muchas razones, es el río Torío.

Y es con sus con sus aproximadamente 63 kilómetros de extensión y una cuenca de apenas 485 kilómetros cuadrados no es un río que destaque por ser ni de los mas largos ni de los más caudalosos de León.

Sin embargo, una vez que lo conozcas nos darás rápidamente la razón por la que hemos titulado este post como «río Torío, ese pequeño gran río leonés» y es que tiene mucho que ofrecernos.

Algunos datos sobre el río Torío

El río Torío pertenece a la cuenca hidrográfica del Duero y nace en el Puerto de Piedrafita, a 1.680 metros de altitud, discurriendo por el este de la sierra de Riaño en sus primeros kilómetros.

De norte a sur, el río Torío recorre 6 municipios: Cármenes, Vegacervera, Matallana de Torío, Garrafe de Torío, Villaquilambre y León, donde desemboca en el Bernesga, principal río que atraviesa la ciudad.

Algunos de sus afluentes más destacados son los diferentes arroyos que descienden desde las montañas circundantes que lo rodean en gran parte de su recorrido como son los arroyos: Canseco, Coladilla, Correcillas, Robles, Valporquero y Valverdín.

Destaca por sus aguas limpias y cristalinas, que lo convierten en un verdadero paraíso para los amantes de la pesca, para quienes es en muchos casos su río preferido de la provincia para realizar esta actividad.

rio-torio
Río Torío por Vegacervera

Un entorno de extrema belleza

Como decíamos, el río Torío nace en plena Montaña Central Leonesa y discurre desde su origen y durante una buena parte de su recorrido por la Reserva de la Biosfera de los Argüellos, una de las 7 reservas de la biosfera con las que cuenta León y no cabe duda, una de las más bellas.

Así, en la cabecera del alto Torío podemos deleitarnos con escarpadas cumbres que van de este a oeste y con alturas que oscilan entre los 1.900 y los 1650 metros.

Luego, a lo largo de todo el valle mas alto del río Torio se han conformado con el paso de los siglos espectaculares gargantas que se elevan vertiginosamente entorno al río, como las hoces de Valdeteja y las hoces de Vegacervera (Espacio Natural Protegido).

Si te gusta la escalada en roca este es un paraje que querrás descubrir, ya que ofrece emociones fuertes y un entorno inigualable.

En la ribera del río Torío encontramos una frondosa vegetación, así como con fuentes y cascadas naturales en sus cercanías que nos ofrecen un magnifico espectáculo visual, como las que podemos visitar en la Ruta de las Cascadas del Río Faro.

Y desde luego no podemos olvidarnos de las cuevas de Valporquero, impresionantes por sus dimensiones y donde te asombrarán sus formaciones de estalagmitas y estalactitas.

Pero es que además, puedes optar por practicar espeleobarranquismo en Valporquero, siguiendo el curso de agua de la cueva y finalizando con rápeles de 26 metros en el río Torío.

Aunque si lo que quieres es relajarte, en verano y en la homónima localidad de Valporquero tienes una interesante playa fluvial, un poco por encima del puente romano que atraviesa el río en el pueblo, eso sí, si te atreves a bañarte en sus frescas aguas.

Paraíso de los pescadores

Se estima que en León hay más de 50 mil pescadores y el río Torío es uno de sus favoritos para practicar esta actividad por la calidad de las truchas y otros peces que habitan en sus aguas.

Además, a lo largo de su cauce, el Torío nos ofrece corrientes, pozones, chorreras, remansos, rápidos o raseras, para que cada pescador se adapte a sus gustos y preferencias.

pesca-rio-torio
Pesca en Torio (foto Territorio Pesca)

Podemos dividir el Torío en 3 tramos diferentes en lo que a la pesca se refiere: alto, medio y bajo.

El tramo empieza en un tramo que abarca desde el primer puente que nos encontramos en las hoces y hasta el comienzo del coto de Felmín.

Este conocido coto fue creado en el año 1958 y nos ofrece un tramo de río pedregoso y con grandes bolos en donde se refugian una buena cantidad de truchas de un tamaño considerable.

Una vez pasado el pueblo de Felmín encontramos ya zonas donde el río supera los 15 metros de anchura y donde los pescadores disfrutan de la pesca rodeados de exuberantes montañas.

El tramo medio sigue el mismo recorrido que la carretera León-Collanzo, con zonas como las de la Serrilla y Vegacervera, como las mejores para la pesca, especialmente en las Hoces de Vegacervera, donde la dificultad de la pesca se compensa con un paraje de belleza sin igual.

Y finalmente el tramo bajo, muy frecuentado por pescadores de la ciudad de León y que en verano suele tener poco caudal ya que sus aguas se utilizan para el riego.

En definitiva, ya sea para disfrutar de la pesca, para practicar actividades de deporte de aventura como el senderismo, la escalada o el barranquismo o simplemente para disfrutar de los bellos paisajes, merece mucho la pena conocer nuestro río Torio.

Déjanos tus comentarios sobre el río Torío y comparte el post en tus redes sociales si te ha resultado interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *